¿Sólo una Manchita?

 
 
Compartir
¿Sólo una Manchita?

Cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos. – Santiago 2:10.

No hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios. – Romanos 3:22-23.

 

Para esa ceremonia se había puesto la camisa más hermosa que tenía, cuyo blanco resplandeciente hacía resaltar los colores de la corbata. Desgraciadamente, al guardar su bolígrafo en el bolsillo interior de la chaqueta, la tinta hizo una minúscula mancha. El hombre pensó que un poquito de agua tibia disolvería esa mancha, pero la tinta se esparció y la manchita se convirtió en una gran aureola. ¡La camisa ya no le servía para ir a la boda!

 

Así es mi vida a los ojos de Dios. Está manchada, impropia para estar en su presencia, debido a la más pequeña mentira. La mínima falta hace de mí un pecador.

 

Quizás alguien diga: «¡No compare un criminal con una persona que sólo ha dicho una mentira!». En efecto, hay una gran diferencia entre los dos respecto a la vida en sociedad. Por esta razón la ley penal clasifica las faltas en diferentes categorías y aplica una mayor sanción según la gravedad de la falta. Pero Dios no juzga según las leyes humanas. Él mira nuestro corazón, nuestros pensamientos y acciones. A sus ojos todos, sin excepción, estamos manchados por el pecado y separados de él, estemos o no en la cárcel por el mal que hayamos cometido.

 

Pero gracias a Jesús, todos podemos ser perdonados. No tenemos necesidad de pagar por nuestros pecados ni purgar la condena que merecemos, pues Jesús tomó nuestro lugar muriendo en la cruz.

 

Fuente:amen-amen

Anuncios

¡El evento más esperado en Lima Perú! XXII Convención Nacional del Movimiento Misionero Mundial del 15 al 20 de Mayo – Estadio San Marcos

Movimiento Misionero Mundial

La verdadera libertad

La verdadera libertad

Es frecuente escuchar sobre la violación de los derechos humanos y el intento de instituciones internacionales, lideres comunitarios y religiosos para que las personas sean libres, sin distingo de raza o color.

Sin embargo, otro tipo de esclavitud azota nuestras generaciones, pues hay esclavos de la rutina, del afán, de la ansiedad, de los pensamientos y sentimientos de soledad, la depresión y la amargura, los cuales asaltan las mentes en búsqueda de escapes o salidas rápidas, y en algunos casos, el suicidio como alternativa.

 

Jesús dijo: “Si permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres” Juan 8:31-32. Esa verdad descansa en el hecho de que Dios propició un camino para salvar y sanar al hombre, dándole sentido y esperanza.

 

Fuente:parcelacristiana.foroactivo.com

Su compañía nos garantiza la derrota a la soledad; su amor nos da la victoria sobre la depresión y su fidelidad nos garantiza que nada nos faltará pudiendo así derrotar la ansiedad.

 

La Humillación precede la exaltación

La Humillación precede la exaltación

Rev. Enrique Centeno

Job sufrió grandes pruebas y aflicciones. En medio de su crisis se acercaron sus amigos para consolarle; pero estos juzgando su condición a simple vista, lo acusaron de inicuo y pecador, alegando que sus padecimientos eran el resultado de su maldad.

El Libro de Job es considerado el más antiguo de las Escrituras. El mismo contiene un raudal de enseñanzas hermosas para todas las épocas.

Job patriarca contemporáneo con Abraham, sufrió grandes pruebas y aflicciones. En medio de su crisis se acercaron sus amigos para consolarle; pero estos juzgando su condición a simple vista, lo acusaron de inicuo y pecador, alegando que sus padecimientos eran el resultado de su maldad. Hoy conocemos que Job estaba siendo probado. Es por eso que al juzgar casos ajenos, debemos ser cuidadosos y considerar las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo que nos exhortan a considerar el consejo de Bildad, unos de los amigos de Job, encontramos seis verdades derivadas de su consejo y en las que podemos meditar.

Estas enseñanzas son las siguientes:

1. BÚSQUEDA DE DIOS

“Si tú de mañana buscares de Dios” (Job 8:5a). ¿Qué es buscar de Dios? Es acercarse diligentemente a Dios, es anhelar que su presencia  trabaje profundamente en nuestro corazón. Buscar la presencia de Dios debe ser incalculable valor para todo cristiano. El salmista expresa en el Salmo 16:11, leemos: “En tu presencia hay plenitud de gozo, delicias a tu diestra para siempre.”

Los momentos más agradables para buscar el rostro y la presencia de Dios son en las primeras horas de la mañana. En estas primeras horas, la mente está despejada y estamos en mejor disposición; pero esto no quiere decir que es el momento exclusivo, podemos buscarlo en cualquier instante. Entrar en el secreto de Dios es una experiencia incalculable. Que nuestro primer saludo sea a nuestro Padre Celestial. Busquemos su guianza, su dirección, su consejo, su rostro. Oremos para que su presencia sea una realidad a través de todo nuestro caminar diario.

2. ROGAR AL DIOS TODOPODEROSO

“Y rogares al Todopoderoso.” (Job 8:5b). Ruego es suplica, petición, clamor, oración. Cuando no conocíamos al Dios Salvador clamábamos a dioses muertos de madera, de metal, yeso o estampilla. Al escuchar las Buenas Nuevas de Salvación, y al creer en la Palabra, fuimos sacados de las tinieblas, de la muerte espiritual, a la luz y vida de Cristo. Salimos del paganismo, de la Idolatría, para conocer y servir al Dios vivo. El Dios que hizo los cielos y la tierra y todas las cosas que existen.

3. LIMPIEZA Y RECTITUD

“Si fueres limpio y recto” (Job 8:6a). Limpio significa: exento de toda contaminación, suciedad, impureza, impiedad, corrupción e inmundicia. Dios quiere vidas limpias para su servicio, quiere labios limpios de toda crítica, censura, sarcasmos, murmuración, pecados de la lengua, los cuales son estorbo e impedimento para que Dios pueda glorificarse y manifestarse en medio de su pueblo. La murmuración es una plaga que afecta mucho al pueblo de Dios. Queda un gran trabajo evangelístico y misionero que realizar sobre la tierra. Dios está demandando y exigiendo que sus siervos vivan vidas íntegras, consagradas, rectas y apartadas de toda iniquidad; para Él cumplir sus propósitos. El sinónimo de recto es justo, de íntegra conducta, lealtad a los principios, verdad y justicia. “Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de toda iniquidad todo aquel que invoque el nombre del Cristo.” (2 Timoteo 2:19).

4. DIOS SE LEVANTARÁ A AYUDARNOS, A FAVORECERNOS

“Ciertamente luego se despertará por ti” (Job 8:6b). El apóstol Pablo dijo: “¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?” (Romanos 8:31). Bildad no sabía que el diablo había recibido el permiso de Dios para que fuera probado; por lo tanto aconsejaba a Job pensando que necesitaba humillarse y arrepentirse de su maldad. Nosotros no sabemos que está detrás de cada situación y circunstancia que nos acontece, ¿qué es lo que sucede realmente? La Biblia dice: “No tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.” (Efesios 6:12). Podrán levantarse el diablo, los demonios, el infierno y tormentas en contra nuestra; pero no importa, porque la Palabra de Dios dice: “Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón; aunque contra mí se levante guerra, yo estaré confiado.” (Salmo 27:3). Dios está de nuestra parte, a nuestro favor. Él está presto para ayudarnos en toda circunstancia y ha prometido no dejarnos solos.

5. NOS HARÁ PROSPERAR Y HARÁ PROSPERA NUESTRA MORADA DE TU JUSTICIA

“Y hará próspera la morada de tu justicia.” (Job 8:6c). Dios traerá prosperidad y bendición. Bildad creía que si Job seguía estos sencillos pasos de humillación y reconocimiento delante de Dios, entonces la salud, el hogar, la paz, las bendiciones materiales volverían a Job; como sucedió posteriormente.  Así dice el Señor hoy, confía y espera en Él, que Él ciertamente hará. Aprendamos a depender y depositarnos en sus amorosos brazos de bondad. Dios es el Padre proveedor de todas y cada una de nuestras necesidades.

6. DIOS MIRA NUESTRA HUMILLACIÓN

“Y aunque tu principio haya sido pequeño” (Job 8:7). Prácticamente Job iba comenzar en cero, pero Dios no carece de recursos. Él es el dueño del oro, la plata y de todo lo que existe. Todo comienzo es difícil y pequeño. Muchas veces quisiéramos evitar los comienzos. Debemos saber que es peligroso cuando estamos iniciando alguna labor, empresa, trabajo, Iglesia, o ministerio y de la noche a la mañana alcanzamos una bendición gigantesca, porque esto podría constituirse en maldición. Todo en la vida requiere un proceso que va de lo diminuto (pequeño) a lo grande después que vencemos en medio de las pruebas, de las luchas, de las dificultades o pequeñeces, el Señor nos asciende y nos envía Su bendición.

Cuando parece que la bendición está causando daño, el Señor permite una pruebita, para que nos volvamos al que nos bendice. En medio de la bendición, Dios permite circunstancias que nos lleven a humillarnos delante de Su presencia. Luego de la prueba, siempre vendrá la bendición.

Amado lector, es muy importante que fijemos nuestros ojos en nuestro amado Señor y Salvador, humillándonos cada día ante Su presencia, reconociéndole en todos nuestros caminos para que Él nos exalte con su exaltación santa, buena y abundante. Exaltación que no produce en nosotros antagonismo ni arrogancia, sino por el contrario, nos mantiene atribuyéndolo a Dios toda la gloria, la honra y el honor. Amén.

Secretos para el Crecimiento


Llegar a la estatura debida no es algo que sucede nada más porque sí; implica vivir una serie de etapas, pasar una serie de pasos, favorecer el desarrollo de ciertas condiciones y entonces sí, el crecimiento se da. Lo mismo sucede con el crecimiento espiritual.

Existen algunas condiciones que se deben dar naturalmente en nuestra vida como creyentes para que podamos crecer de acuerdo a la voluntad de Dios:

I-      Devocional

 1-   Oración: la Palabra de Dios nos habla de la importancia de madrugar para buscar a Dios antes que cualquier otra cosa (Prov. 8:17); cuando nos acercamos a Dios en oración debemos hacerlo con fe (Heb. 11:6). Orar no es sólo pedir, implica acercarnos a Dios con acción de gracias y con alabanza (Fil. 4:6). Ahora, ¿para qué oramos? Oramos para confesión (Prov. 28:13); para peticiones (Stgo. 4:2 y 3); para dar gracias (1ª Tes. 5:18). Es bueno además, escribir nuestras necesidades para recordarlas, al mismo tiempo que escribimos lo que ya hizo Dios para bendecirlo y alabarle. Es importante recordar que debemos orar al Padre (Juan 15:16), orar con fe (Mat. 21:22, orar conforme a su voluntad (1ª Juan 5:14 y 15), orar con ayuda del Espíritu Santo (Rom. 8:26), en todo tiempo (Ef. 6:18), en todo lugar (Mar. 1:35), orar por otros (1ª Tim. 2:1) y orar de acuerdo a la Palabra de Dios (Stgo. 4:3).

2-   Leer la Biblia: empezar con el evangelio de Juan, Salmos y Proverbios; leer también algún buen libro cristiano; hacer anotaciones de los pasajes donde Dios nos hable.

3-   Buscar la guía de Dios en todo: ver Juan 16:13, Rom. 8:14, Sal. 37:23 y Stgo. 1:25

 II-      Reunirnos con otros creyentes: ver Hech. 2:42 y Heb. 10:25

III-  Servir a Dios: ver Prov. 11:30 y Mat. 4:19

IV-    Resistir al diablo: ver Stgo. 4:7, 1ª Juan 4:4, 2ª Tim. 2:19 y Ef. 5:18

Si estamos teniendo nuestro devocional diario, si nos reunimos con otros creyentes para tener comunión, si servimos a Dios y resistimos al enemigo en nuestras vidas, estaremos creciendo en nuestro caminar con Dios.

Tocando a Tu Puerta

Estoy tocando a tu puerta, quiero entrar.

Déjame tomar el control de todo en tu vida, que yo sé lo que es bueno para ti.

Apocalipsis 3:20
He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo.

Mateo 24:33
Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, sabed que El está cerca, a las puertas.

Juan 14:23
Jesús respondió, y le dijo: Si alguno me ama, guardará mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos con él morada.

Unos 12.000 sobrevivientes del genocidio nazi murieron en 2011

Unos 12.000 sobrevivientes del genocidio nazi murieron en 2011, y actualmente fallece uno por hora en el Estado judío, según datos publicados hoy por la Fundación para el Beneficio de las Víctimas del Holocausto en Israel, a dos días de Iom HaShoá, la jornada que recuerda el asesinato de 6 millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial (en la foto, las vías que llevan al campo de exterminio de Birkenau, parte del complejo de Auschwitz).

Asimismo, el informe dio cuenta de que las necesidades de esa población anciana han aumentado más que nunca y muchas permanecen insatisfechas a pesar de los vastos recursos que dedica el gobierno.

El documento se basó en un estudio realizado el año pasado por el Instituto Meyers Brookdale del American-Jewish Joint Distribution Committee, que puntualizó que si bien el número de sobrevivientes se habrá de reducir en más de un 30 por ciento -145.000 personas- para 2015, la cantidad de quienes necesitan ayuda financiera y asistencia médica se ha incrementado considerablemente.

Por ejemplo, el 88 por ciento de los 198.000 supervivientes que viven en Israel tiene más de 75 años, y unos 20.000 requieren viviendas especiales y dependen de otras personas para sus necesidades diarias.

La fundación, que ofrece programas y servicios para sobrevivientes, como la atención domiciliaria, también destacó que aproximadamente el 98 por ciento continúa viviendo en su casa y más de 10.000 de ellos a menudo expresa sentimientos de gran soledad.

Para aprovechar el tiempo hay que establecer prioridades

Para aprovechar el tiempo hay que establecer prioridades

Cada persona es dueña de su tiempo y decide qué hacer con él en cada instante… si sabe organizarse.

Todos los días, cada uno de nosotros cuenta con la misma cantidad de tiempo: 24 horas. Lo que hace la diferencia es cómo lo utilizamos. Dominar el tiempo requiere atención, constancia, sentido de la responsabilidad, respeto a ti mismo, a los demás y orden. Todo esto no es nada fácil.

Las personas que aprovechan al máximo su tiempo posiblemente utilicen distintos sistemas y técnicas, pero tienen una cosa en común. Tienen una visión de cómo quieren utilizar su tiempo, es decir, tienen un sentido claro de las prioridades .Ellos saben qué es lo que quieren hacer con su tiempo.

Conseguir nuestras metas para un cambio efectivo probablemente nos exija un nivel de aprovechamiento del tiempo que no hemos alcanzado, ni necesitado antes.

La manera en que empleamos nuestro tiempo es una cuestión de hábitos. He aquí algunas estrategias básicas que, con algo de esfuerzo, pueden ayudar a cualquiera a organizar y aprovechar su tiempo.

En primer lugar, es importante crear un espacio propio . En segundo lugar, debe reconocer que sus obligaciones son tan importantes como las necesidades y requerimientos de los demás . En tercer lugar, aprenda a establecer límites en cuanto a que le interrumpan o alteren su horario laboral; por último, diseñe su horario personal.

LA AUTO OBSERVACIÓN

Para redimir el tiempo debemos intentar observarnos y estimar con precisión el tiempo que nos lleva cada una de nuestras actividades. A esta “auditoría” debemos sumarle el examen de nuestras prioridades.

A veces tendemos a hacer las tareas menos prioritarias en vez de hacer cosas más importantes . Podemos preguntarnos: “¿Cuál el mejor uso que puedo darle a mi tiempo?”, y de esa forma distribuir el mismo como resulte más provechoso.

“Cualquiera sea su prioridad –personal u otra, como aumentar las ventas, desarrollar un nuevo producto o completar un nuevo proyecto- , aprovechar el tiempo le puede ayudar a lograrlo”, dice Melissa Raffoni, fundadora de Skills Alliance.

Otro de los problemas habituales es la tendencia a estar demasiado disponible . Valdría la pena preguntarnos si estamos intentando contentar a todos para ser aceptado.

LO URGENTE Y LO IMPORTANTE

Si estamos siempre corriendo para completar tareas urgentes, probablemente significa que tenemos problemas para administrar nuestro tiempo, para identificar nuestras prioridades o acostumbramos a dejar cosas para luego .

Debemos aprender a delegar, o ignorar, las tareas que son urgentes pero no prioritarias. Por ejemplo, si un amigo necesita un libro suyo urgentemente, que venga él a buscarlo, o que se espere hasta mañana. Usted no puede dejarlo todo para llevárselo.

Mantener altos niveles de atención y concentración requiere a veces mucho esfuerzo, pero la concentración puede entrenarse mediante periodos breves e intensos de atención . Esta es una buena forma de ir adquiriendo destreza en hacerlo durante periodos más largos. Diez minutos de esfuerzo, con objetivos a corto plazo, pueden ser muy productivos.

Las distracciones tienen que ver también con nuestro nivel de ansiedad y tolerancia a la frustración. Si nos enfrentamos con una tarea difícil, que requiere de más tiempo, y pretendemos hacerlo todo de golpe, es probable que no lo consigamos. La consecución de objetivos ha de ser progresiva y marcándonos un ritmo para lograrlo.

A todos nos sucede: Postergamos nuestras responsabilidades de vez en cuando. La clave está en saber cuáles son las cosas “dejamos para luego”, cómo y por qué. Es importante descubrir qué tareas son las que más evitamos y cuál es nuestra excusa favorita para postergarlas . Tal vez nos refugiamos en la televisión, Internet o las labores domésticas. A veces posponemos cosas que son relativamente poco importantes, pero hay otras que posponemos por nuestra inseguridad acerca de cómo deberíamos hacerlas, porque son sumamente importantes o particularmente difíciles.

MIEDO AL FRACASO

Algunas personas temen fracasar debido a la importancia o dificultad de la tarea. Algunas temen al éxito, porque hacerlo bien implicaría nuevas y mayores exigencias. Otras resisten la autoridad y se resisten a cumplir sus demandas. Algunas personas son perfeccionistas y se niegan a intentarlo si no están seguros de un resultado perfecto. Algunos tienen muy baja tolerancia a la frustración y prefieren evitar el mal rato. Si el hábito de postergar nuestras tareas se convierte en un problema serio, deberíamos buscar la ayuda de un profesional.

Nuestras autocríticas o descalificaciones espontáneas aumentan el estrés. Este puede ser un factor que contribuya a disminuir la motivación y la acción, distraer la atención y concentración, reducir la eficacia y, finalmente, brindar una excusa para un mal resultado. Debemos analizar lo que nos decimos para ver si es algo que nos motiva o nos pone más ansiosos y proponernos reemplazar las críticas automáticas con acciones.

Otro factor que inhibe la acción es el perfeccionismo . Esta conducta refleja un pensamiento tipo todo-o-nada de forma que podemos estar evitando la acción por inseguridad o miedo. Algunas cosas son suficientemente importantes como para que las hagamos a la perfección, pero la mayoría se satisfacen con un esfuerzo “bastante bueno”.

¿APROVECHAR EL TIEMPO O MANEJARLO?

Según la experta Melissa Raffoni “aprovechar el tiempo es una estrategia que implica usar el tiempo de manera inteligente para conseguir metas más importantes”, mientras que “gestionar el tiempo es el proceso diario que usted usa para aprovechar el tiempo; es decir, las agendas, las listas de cosas por hacer, la delegación y otros sistemas que le ayuden a usar el tiempo eficientemente”.

Raffoni señala también que “sin la estrategia –la visión y el plan- la gestión del tiempo no necesariamente le ayudará a lograr sus metas. Por esa razón, el primer paso para aprovechar su tiempo es esclarecer cuáles sus prioridades”

Fuente:protestantedigital.com

Pastor a bordo del Titanic: “Los no salvos a los botes”

 

Familiares y sobrevivientes del desastre del Titanic recordaron el 100 aniversario del hundimiento del barco este domingo.

Muchos tomaron parte en un crucero especial que se detuvo en el lugar exacto donde el Titanic se hundió el 15 de abril de 1912.

Más de 1.500 pasajeros y tripulantes murieron cuando el gigantesco trasatlántico, llamado insumergible, golpeó un iceberg y se sumergió por completo menos de tres horas después.

Hay muchas historias de heroísmo entre las víctimas, incluyendo la del pastor John Harper.

Según Baptist Press, Harper pasó sus últimos momentos tratando de salvar almas y al menos logró llevar a un hombre a los pies de Cristo mientras ocurría la tragedia.

Harper había pastoreado Iglesias en Glasgow y Londres e iba rumbo a América para aceptar el pastorado de la Iglesia Moody en Chicago, fundada por el famoso evangelista Dwight L. Moody.

Cuando el Titanic golpeó el iceberg, Harper puso a su hija de seis años en un bote salvavidas pero se rehusó a entrar a uno, aunque él era su único pariente con vida.

Luego fue entre los pasajeros hablándoles de Jesucristo. Cuando un hombre rehusó la oferta de salvación, Harper le ofreció su propio chaleco salvavidas.

“Tú necesitas esto más que yo”, le dijo.

Mientras el barco comenzaba a hundirse, se escuchaba a Harper gritar: “Mujeres, niños y no salvos a los botes!”

Incluso luego que el barco se sumergió, Harper se las arregló para nadar hacia cuánta gente le fue posible, rogándoles que entregaran sus vidas a Cristo.

Un sobreviviente luego contó cómo rehusó la oferta de Harper en primera instancia, pero se entregó a Cristo minutos después cuando el predicador nadó de nuevo para decirle, “Cree en el Señor Jesús y serás salvo”.

El hombre fue rescatado después y contó su historia en una iglesia de Ontario, diciendo a la multitud, “Yo soy el último convertido por John Harper”.

FUENTE: http://www.MundoCristiano.tv

¿Por qué no confías?

¿Por qué no confías?

Un joven muchacho estaba a punto de graduarse de preparatoria, hacia muchos meses que admiraba un hermoso auto deportivo en una agencia de autos, sabiendo que su padre podría comprárselo le dijo que ese auto era todo lo que quería. Conforme se acercaba el día de Graduación, el joven esperaba por ver alguna señal de que su padre hubiese comprado el auto. Finalmente, en la mañana del día de Graduación, su padre le llamó a que fuera a su privado. Le dijo lo grato que se sentía de tener un hijo tan bueno y lo mucho que lo amaba. El padre tenia en sus manos una hermosa caja de regalo.

Curioso y de algún modo decepcionado, el joven abrió la caja y lo que encontró fue una hermosa Biblia de cubiertas de piel y con su nombre escrito con letras de oro. Enojado le grito a su padre diciendo: “con todo el dinero que tienes, y lo único que me das es esta Biblia” y salió de la casa.

Pasaron muchos años y el joven se convirtió en un exitoso hombre de negocios. Tenia una hermosa casa y una bonita familia, pero cuando supo que su padre que ya era anciano estaba muy enfermo, pensó en visitarlo. No lo había vuelto a ver desde el día de su Graduación. Antes que pudiera partir para verlo, recibió un telegrama donde decía que su padre había muerto, y le había heredado todas sus posesiones, por lo cual necesitaba urgentemente ir a la casa de su padre para arreglar todos los tramites de inmediato.
Cuando llego a la casa de su padre, una tristeza y arrepentimiento llenó su corazón de pronto. Empezó a ver todos los documentos importantes que su padre tenia y encontró la Biblia que en aquella ocasión su padre le había dado. Con lagrimas, la abrió y empezó a hojear sus paginas. Su padre cuidadosamente había subrayado un verso en Mateo 7:11 “Y si vosotros siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, cuanto más nuestro Padre Celestial dará a sus hijos aquello que le pidan.
Mientras leía esas palabras, unas llaves de auto cayeron de la Biblia. Tenían una tarjeta de la agencia de autos donde había visto ese auto deportivo que había deseado tanto. En la tarjeta estaba la fecha del día de su graduación y las palabras: TOTALMENTE PAGADO.
¿Cuantas veces hemos rechazado y perdido las Bendiciones de Dios porque no vienen envueltas en paquetes hermosos, como nosotros esperamos y por no abrir su palabra, la Biblia?

Fuente:reflexionayvive.blogspot.com

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.