Secretos para el Crecimiento


Llegar a la estatura debida no es algo que sucede nada más porque sí; implica vivir una serie de etapas, pasar una serie de pasos, favorecer el desarrollo de ciertas condiciones y entonces sí, el crecimiento se da. Lo mismo sucede con el crecimiento espiritual.

Existen algunas condiciones que se deben dar naturalmente en nuestra vida como creyentes para que podamos crecer de acuerdo a la voluntad de Dios:

I-      Devocional

 1-   Oración: la Palabra de Dios nos habla de la importancia de madrugar para buscar a Dios antes que cualquier otra cosa (Prov. 8:17); cuando nos acercamos a Dios en oración debemos hacerlo con fe (Heb. 11:6). Orar no es sólo pedir, implica acercarnos a Dios con acción de gracias y con alabanza (Fil. 4:6). Ahora, ¿para qué oramos? Oramos para confesión (Prov. 28:13); para peticiones (Stgo. 4:2 y 3); para dar gracias (1ª Tes. 5:18). Es bueno además, escribir nuestras necesidades para recordarlas, al mismo tiempo que escribimos lo que ya hizo Dios para bendecirlo y alabarle. Es importante recordar que debemos orar al Padre (Juan 15:16), orar con fe (Mat. 21:22, orar conforme a su voluntad (1ª Juan 5:14 y 15), orar con ayuda del Espíritu Santo (Rom. 8:26), en todo tiempo (Ef. 6:18), en todo lugar (Mar. 1:35), orar por otros (1ª Tim. 2:1) y orar de acuerdo a la Palabra de Dios (Stgo. 4:3).

2-   Leer la Biblia: empezar con el evangelio de Juan, Salmos y Proverbios; leer también algún buen libro cristiano; hacer anotaciones de los pasajes donde Dios nos hable.

3-   Buscar la guía de Dios en todo: ver Juan 16:13, Rom. 8:14, Sal. 37:23 y Stgo. 1:25

 II-      Reunirnos con otros creyentes: ver Hech. 2:42 y Heb. 10:25

III-  Servir a Dios: ver Prov. 11:30 y Mat. 4:19

IV-    Resistir al diablo: ver Stgo. 4:7, 1ª Juan 4:4, 2ª Tim. 2:19 y Ef. 5:18

Si estamos teniendo nuestro devocional diario, si nos reunimos con otros creyentes para tener comunión, si servimos a Dios y resistimos al enemigo en nuestras vidas, estaremos creciendo en nuestro caminar con Dios.

Anuncios

Para aprovechar el tiempo hay que establecer prioridades

Para aprovechar el tiempo hay que establecer prioridades

Cada persona es dueña de su tiempo y decide qué hacer con él en cada instante… si sabe organizarse.

Todos los días, cada uno de nosotros cuenta con la misma cantidad de tiempo: 24 horas. Lo que hace la diferencia es cómo lo utilizamos. Dominar el tiempo requiere atención, constancia, sentido de la responsabilidad, respeto a ti mismo, a los demás y orden. Todo esto no es nada fácil.

Las personas que aprovechan al máximo su tiempo posiblemente utilicen distintos sistemas y técnicas, pero tienen una cosa en común. Tienen una visión de cómo quieren utilizar su tiempo, es decir, tienen un sentido claro de las prioridades .Ellos saben qué es lo que quieren hacer con su tiempo.

Conseguir nuestras metas para un cambio efectivo probablemente nos exija un nivel de aprovechamiento del tiempo que no hemos alcanzado, ni necesitado antes.

La manera en que empleamos nuestro tiempo es una cuestión de hábitos. He aquí algunas estrategias básicas que, con algo de esfuerzo, pueden ayudar a cualquiera a organizar y aprovechar su tiempo.

En primer lugar, es importante crear un espacio propio . En segundo lugar, debe reconocer que sus obligaciones son tan importantes como las necesidades y requerimientos de los demás . En tercer lugar, aprenda a establecer límites en cuanto a que le interrumpan o alteren su horario laboral; por último, diseñe su horario personal.

LA AUTO OBSERVACIÓN

Para redimir el tiempo debemos intentar observarnos y estimar con precisión el tiempo que nos lleva cada una de nuestras actividades. A esta “auditoría” debemos sumarle el examen de nuestras prioridades.

A veces tendemos a hacer las tareas menos prioritarias en vez de hacer cosas más importantes . Podemos preguntarnos: “¿Cuál el mejor uso que puedo darle a mi tiempo?”, y de esa forma distribuir el mismo como resulte más provechoso.

“Cualquiera sea su prioridad –personal u otra, como aumentar las ventas, desarrollar un nuevo producto o completar un nuevo proyecto- , aprovechar el tiempo le puede ayudar a lograrlo”, dice Melissa Raffoni, fundadora de Skills Alliance.

Otro de los problemas habituales es la tendencia a estar demasiado disponible . Valdría la pena preguntarnos si estamos intentando contentar a todos para ser aceptado.

LO URGENTE Y LO IMPORTANTE

Si estamos siempre corriendo para completar tareas urgentes, probablemente significa que tenemos problemas para administrar nuestro tiempo, para identificar nuestras prioridades o acostumbramos a dejar cosas para luego .

Debemos aprender a delegar, o ignorar, las tareas que son urgentes pero no prioritarias. Por ejemplo, si un amigo necesita un libro suyo urgentemente, que venga él a buscarlo, o que se espere hasta mañana. Usted no puede dejarlo todo para llevárselo.

Mantener altos niveles de atención y concentración requiere a veces mucho esfuerzo, pero la concentración puede entrenarse mediante periodos breves e intensos de atención . Esta es una buena forma de ir adquiriendo destreza en hacerlo durante periodos más largos. Diez minutos de esfuerzo, con objetivos a corto plazo, pueden ser muy productivos.

Las distracciones tienen que ver también con nuestro nivel de ansiedad y tolerancia a la frustración. Si nos enfrentamos con una tarea difícil, que requiere de más tiempo, y pretendemos hacerlo todo de golpe, es probable que no lo consigamos. La consecución de objetivos ha de ser progresiva y marcándonos un ritmo para lograrlo.

A todos nos sucede: Postergamos nuestras responsabilidades de vez en cuando. La clave está en saber cuáles son las cosas “dejamos para luego”, cómo y por qué. Es importante descubrir qué tareas son las que más evitamos y cuál es nuestra excusa favorita para postergarlas . Tal vez nos refugiamos en la televisión, Internet o las labores domésticas. A veces posponemos cosas que son relativamente poco importantes, pero hay otras que posponemos por nuestra inseguridad acerca de cómo deberíamos hacerlas, porque son sumamente importantes o particularmente difíciles.

MIEDO AL FRACASO

Algunas personas temen fracasar debido a la importancia o dificultad de la tarea. Algunas temen al éxito, porque hacerlo bien implicaría nuevas y mayores exigencias. Otras resisten la autoridad y se resisten a cumplir sus demandas. Algunas personas son perfeccionistas y se niegan a intentarlo si no están seguros de un resultado perfecto. Algunos tienen muy baja tolerancia a la frustración y prefieren evitar el mal rato. Si el hábito de postergar nuestras tareas se convierte en un problema serio, deberíamos buscar la ayuda de un profesional.

Nuestras autocríticas o descalificaciones espontáneas aumentan el estrés. Este puede ser un factor que contribuya a disminuir la motivación y la acción, distraer la atención y concentración, reducir la eficacia y, finalmente, brindar una excusa para un mal resultado. Debemos analizar lo que nos decimos para ver si es algo que nos motiva o nos pone más ansiosos y proponernos reemplazar las críticas automáticas con acciones.

Otro factor que inhibe la acción es el perfeccionismo . Esta conducta refleja un pensamiento tipo todo-o-nada de forma que podemos estar evitando la acción por inseguridad o miedo. Algunas cosas son suficientemente importantes como para que las hagamos a la perfección, pero la mayoría se satisfacen con un esfuerzo “bastante bueno”.

¿APROVECHAR EL TIEMPO O MANEJARLO?

Según la experta Melissa Raffoni “aprovechar el tiempo es una estrategia que implica usar el tiempo de manera inteligente para conseguir metas más importantes”, mientras que “gestionar el tiempo es el proceso diario que usted usa para aprovechar el tiempo; es decir, las agendas, las listas de cosas por hacer, la delegación y otros sistemas que le ayuden a usar el tiempo eficientemente”.

Raffoni señala también que “sin la estrategia –la visión y el plan- la gestión del tiempo no necesariamente le ayudará a lograr sus metas. Por esa razón, el primer paso para aprovechar su tiempo es esclarecer cuáles sus prioridades”

Fuente:protestantedigital.com

La unción y la oración

La unción y la oración

 

Todos los esfuerzos del ministro serán vanidad o peor que vanidad si no tiene unción. La unción debe bajar del cielo y esparcirse como un perfume dando sabor, sensibilidad y forma a su ministerio; y entre los otros medios de preparación para su cargo, la Biblia y la oración deben tener el primer lugar, y también debemos terminar nuestro trabajo con la Palabra de Dios y la oración.

En el sistema cristiano la unción es el ungimiento del Espíritu Santo, que aparta a los hombres para la obra de Dios y los habilita para ella. Sin esta unción no se obtienen verdaderos resultados espiri­tuales; los efectos y fuerzas de la predicación no exceden a los resultados de la palabra no consagrada. Sin unción ésta tiene tanta poten­cia como la del púlpito.

La unción divina sobre el predicador gene­ra por medio de la Palabra de Dios los resul­tados espirituales que emanan del Evangelio; y sin esta unción no se consiguen tales resul­tados. Se produce una impresión agradable, pero muy lejos de los fines de la predicación del Evangelio. La unción puede ser simulada. Hay muchas cualidades que se le parecen, hay muchos resultados que se asemejan a sus efec­tos, pero que son extraños a sus resultados y a su naturaleza. El fervor o el enternecimiento causados por un sermón patético o emocional pueden parecerse al efecto de la unción divi­na, pero no tienen la fuerza punzante que pe­netra y quebranta el corazón. No hay bálsamo que cure el alma en este enternecimiento exte­rior que obra por emoción y por simpatía; su resultado no es radical, no escudriña, no sana del pecado.

Esta unción divina es el único rasgo de dis­tinción, que separa la predicación del verda­dero Evangelio de todos los otros métodos de presentarlo, que refuerza y penetra la verdad revelada con todo el poder de Dios. La un­ción ilumina la Palabra, ensancha y enriquece el entendimiento capacitándolo para asirla y afianzarla. Prepara el corazón del predicador y lo pone en esa condición de ternura, pureza, fuerza y luz que es necesaria para obtener los resultados más satisfactorios. Esta unción da al predicador libertad y amplitud de pensa­miento y de alma, una independencia, vigor y exactitud de expresión que no pueden lograr­se por otro proceso.

Sin esta unción sobre el predicador, el Evangelio no tiene más poder para propagar­se que cualquier otro sistema de verdad. Este es el sello de su divinidad. La unción en el predicador pone a Dios en el Evangelio. Sin la unción, Dios está ausente y el Evangelio queda a merced de las fuerzas mezquinas y débiles que la ingenuidad, interés o talento de los hombres pueden planear para recomendar y proyectar sus doctrinas.

En este elemento falla el púlpito más que en cualquier otro. Fracasa conocimientos, ta­lento y elocuencia, sabe agradar y encantar, atrae a multitudes con sus métodos sensacio­nales; el poder mental imprime y hace cumplir la verdad con todos sus recursos; pero sin esta unción, todo esto será como el asalto de las aguas sobre el Gibraltar. La espuma cubre y resplandece; pero las rocas permanecen quie­tas, sin conmoverse, inexpresivas. Tan difícil es que las fuerzas humanas puedan arrancar del corazón la dureza y el pecado como el oleaje continuo del océano es impotente para arrebatar las rocas.

Esta unción es la fuerza que consagra y su presencia una prueba constante de esa consa­gración. El ungimiento divino del predicador asegura su consagración a Dios y a su obra. Una separación para la obra de Dios por el po­der del Espíritu Santo es la única consagración reconocida por Dios como legítima. Esta un­ción, la unción divina, este ungimiento celes­tial es lo que el púlpito necesita y debe tener. Este aceite divino y celestial tiene que suavi­zar y lubricar al individuo -corazón, cabeza y espíritu- hasta que lo aparta con una fuerza poderosa de todo o que es terreno, secular, mundano, de los fines y motivos egoístas para dedicarlo a todo lo que es puro y divino.

La presencia de esta unción sobre el predi­cador crea conmoción y actividad en muchas congregaciones. Las mismas verdades han sido dichas con la exactitud de la letra sin que se vea ninguna agitación, sin que se sienta nin­guna pena o pulsación. Todo está quieto como un cementerio. Viene otro predicador con esta misteriosa influencia; la letra de la Palabra ha sido encendida por el Espíritu, se perciben las angustias de un movimiento poderoso, es la unción que penetra y despierta la conciencia y quebranta el corazón. La predicación sin un­ción endurece, seca, irrita, mata todo.

La unción no es el recuerdo de una era del pasado; es un hecho presente, realizado, cons­ciente. Pertenece a la experiencia del hom­bre tanto como a su predicación. Es la que lo transforma a la imagen de su Divino Maestro y le da el poder para declarar las verdades de Cristo. Es tanta su fuerza en el ministerio que sin ella todo parece débil y vano, y por su pre­sencia compensa la ausencia de todas las otras predicaciones.

Esta unción no es un don inalienable. Es un don condicional que puede perpetuarse y au­mentarse por el mismo proceso con que se ob­tuvo el principio; por incesante oración a Dios, por vivo deseo de Dios, por estimar esta gracia, por buscarla con ardor incansable, por conside­rar todo como pérdida y fracaso si falta.

¿Cómo y de dónde viene esta unción? Di­rectamente de Dios en respuesta a la oración. Solamente los corazones que oran están llenos con este aceite santo; los labios que oran son los únicos con esta unción divina.

La oración y mucha oración, es el precio de la unción en la predicación y el requisito único para conservarla. Sin oración incesante la un­ción nunca desciende hasta el predicador. Sin perseverancia en la oración, la unción, como el maná guardado en contra de lo prevenido, cría gusanos.

 

El valor de las pequeñas cosas

 

Niño mano dando una flor de diente de león. Regalo. Foto de archivo - 1000419

Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como éste, a mí me recibe. Mateo 18:5.

¡Jamás menosprecies el valor de un niño! Puede parecer frágil, insignifi­cante, desvalido, pero encierra, dentro de sí, un potencial que el tiempo se encargará de revelar. Cuando el Señor Jesús nació en un humilde pesebre, ¿quién se atrevería a pensar que ese humilde niño dividiría la historia del mundo? ¿Cómo aquel pequeño ser haría temblar la fuerza de las tinieblas?

Pero, así son las cosas en el Reino de Dios: parecen pequeñas, pero encierran el potencial que Dios coloca en todo lo que hace.
Pero, el texto de hoy dice más. Aquí, Jesús afirma que, si recibes a un niño en su nombre, en realidad lo recibes a él mismo. ¿Qué significa esto? Que es necesario dar oportunidades a los más débiles; que no hay que apresurarse a descartar a quienes cometen errores; que no hay que sentenciar a las perso­nas, sin darles la oportunidad de empezar de nuevo.

Cuando yo era niño, constantemente cometía errores; algunos por inca­pacidad, otros de propósito. Pero, tuve padres y maestros que creyeron en mí y me dieron  una nueva oportunidad ; me enseñaron, invirtieron tiempo en mostrarme el camino, y me extendieron la mano cuando lo necesitaba.

En cierta ocasión, me encontré con uno de esos maestros, en California. El tiempo lo había golpeado, inclemente: había envejecido, ya no me parecía tan grande ni tan alto, como cuando yo era un simple adolescente. Pero, to­davía me impresionaba la nobleza de su espíritu, y en mi memoria renacía, vívidamente, el recuerdo del día en que tomó de mis manos el trabajo de redacción, mal realizado, que yo había preparado, me miró a los ojos y, con voz cariñosa, me dijo: “Voy a hacer de cuenta que tú nunca escribiste esto. Pero, quisiera que tú creas que eres capaz de escribir algo mejor”.

Aquel día, él no tenía la más mínima idea de que yo, un día, llegaría a escribir bastante… ¿O la tendría? No lo sé. Pero, recuerdo que la confianza  que depositó en mí me hizo creer que yo podía, si me colocaba en las manos de Dios.

¿Podrías hoy dar la oportunidad a alguien más frágil que tú y que ne­cesita de tu ayuda? ¿Serías capaz derecibir al que falló, como se recibe a un niño? Sal para enfrentar tus deberes diarios, hoy, recordando las palabras del Maestro: “Y cualquiera que reciba en mi nombre a un niño como éste, a mí me recibe”.

La Constancia ayuda mucho

La Constancia ayuda mucho

Mucho tiene que ver la persistencia con la constancia. Porque para ser constantes hay que tener el coraje suficiente de seguir intentando tras los fracasos o desaciertos.

Se necesita firmeza y carácter, además de decisión para no dejarse llevar por las olas de la duda o los comentarios de personas negativas que queriendo o sin querer traen el desaliento.

Esta palabra me recuerda a Zaqueo que tuvo la suficiente entereza y necesidad de querer ver a Jesús cuando pasaba por su ciudad y siendo pequeño de estatura, se subió a un árbol. Esto también me recuerda la anécdota de la ranita que no hacía caso a los comentarios de sus demás compañeras y pudo llegar a la meta y salir del lugar pegajoso donde se encontraba.

Lo curioso del caso es que ella pudo, porque cuando se dieron cuenta era sorda. Y a veces tenemos que hacernos de oídos sordos para poder mantenernos en la posición correcta y seguir encaminados hacia la realización de los proyectos que anhelamos que sean concretados. Poseer esta característica no siempre es fácil, de hecho son más los que abandonan o se convierten en desertores de sus sueños que los que tienen el coraje de seguir persistiendo. Esto se debe tal vez a que ser constante implica que debemos ser disciplinados así como los soldados.

Pero no puedo dejar de recordarte que es importante que para que tus metas se cumplan estés acompañado del equipo ideal. Y el equipo perfecto que no debe faltar en tu vida son el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Puedes tener a los tres cuando los aceptas y recibes en tu vida. Personalmente puedo decirles que si algo he logrado ha sido porque este equipo especial gobierna en mi vida.

Todo se lo debo a Dios quien me sostiene cuando las fuerzas faltan, quien me anima a no abandonar. Él es quien me hace aspirar a escalar montañas y me desafía a conquistar los mares de la adversidad. Con Dios en tu equipo tienes mayoría aunque los demás te falten o te abandonen.
Por tal razón debes recordar que lograrás mucho si logras desarrollar tu carácter y ser constante aún en medio de la adversidad.

Fuente: Actuialidadcristiana.com

La vida sí importa

La vida sí importa

Para cualquiera que tenga un mínimo de sensibilidad humana es claro que una de las plagas más desastrosas e inmundas de la sociedad en pleno siglo XXI es el aborto. La gran mayoría condena sin reservas la aniquilación de seres humanos en el seno de sus madres.

El documental titulado “El grito del silencio” reveló, por primera vez, las imágenes de una criatura que en el vientre de su madre resiste los embates de diferentes instrumentos quirúrgicos que atentan contra su vida; se ve que la criatura primero trata de huir, luego  mueve sus manos y sus pies mientras “los instrumentos de las muerte” trozan al pequeño cuyos esfuerzos por escapar resultan inútiles. La madre no escucha sus gritos y mucho menos el médico criminal que está practicando el aborto.

Este documental tuvo un impacto impresionante en la gente. Un médico joven que había practicado más de diez mil abortos, vio este video  y nunca más realizó otra práctica abortiva. Una mujer que luchaba por el “derecho de la mujer al aborto” quedó tan impresionada con el documental que se arrepintió de su lucha.

Los abortos, por lo general, se producen antes de los cuatro meses. Para entonces la criatura ya respira, su corazón palpita, cierra las manos, dobla los dedos de los pies, da vueltas y siente dolor. Con el método de succión los fetos son arrancados de la matriz, aspirados con un tubo de borde afilado. Esta potente succión que es 29 veces más potente que una aspiradora doméstica desgarra el cuerpo del nonato. El método de legrado no es menos sanguinario: se rasga la mucosa uterina con una cuchara cortante con la que se despedaza al feto. El método salino quema la criatura mediante el efecto cáustico de la sal, dejando el cuerpo de carne viva. Como última alternativa queda el método de la histerotomía (operación cesárea), en caso de que la criatura este demasiado desarrollada (4 a 6 meses), se abre el abdomen de la madre quirúrgicamente y se extrae a la criatura, que a veces está llorando. Pero el objetivo es dejarlo morir asfixiándolo con una toalla.

La lucha contra el aborto es denodada. Pero el primer argumento que se levanta siempre contra la posición anti aborto es: ¿Qué sucede en los casos de violación y/o incesto? Tan horrendo como quedar embarazada debido a una violación o incesto es cortar una vida. Si existe un error, ¿por qué incurrir en otro? Dos errores no hacen un acierto. El niño que llega a ser resultado de la violación o incesto tiene tanto derecho como cualquier otro a la vida. Este niño no debe ser castigado por los actos malvados de su padre.

El segundo argumento que usualmente se levanta contra la posición anti aborto es: ¿Qué sucede cuando la vida de la madre está en riesgo? Lo primero que hay que precisar es que el porcentaje de este tipo de casos es tan mínimo que representa menos de una milésima parte de los abortos hechos en el mundo actual. Existen muchísimas más mujeres que tienen abortos por razones más frívolas y superficiales. En segundo lugar, hay que tener presente que Dios es milagroso. Él puede preservar la vida de una madre y su bebé a pesar de que todos los pronósticos médicos estén en contra.

En el 99 por ciento de los abortos ejecutados en el mundo actual, la razón es el supuesto “control natal retroactivo”. Muchas parejas deciden no tener al bebé que han concebido y determinan el aborto, en vez de enfrentarse con la responsabilidad. Esta es una maldad extrema. Aún en el 1% de las situaciones más difíciles, el aborto nunca debe ser una opción. La vida del ser humano en la matriz vale cualquier esfuerzo que le permita llegar al término de su proceso de nacimiento.

Las maniobras abortistas

Los abortistas han maniobrado para confabularse en contra de quienes luchan por la vida. Uno de ellos, Bernard Nathanson, un médico norteamericano abortista arrepentido de su pasado, confesó que buscaron apoderarse de los medios de comunicación para convencerlos de que la causa proaborto favorecía al liberalismo. Fue la táctica de exaltar la propia mentira y así conseguir apoyo suficiente, basado en números falsos sobre los abortos ilegales que se producían anualmente en Estados Unidos. Esta cifra era de cien mil aproximadamente, pero la que reiteradamente se proporcionó a los medios de comunicación fue de un millón.

Otro mito que el grupo de Nathanson extendió entre el público es que el cambio de las leyes solamente implicaría que los abortos que se practicaban ilegalmente, pasarían a ser legales. Pero la verdad es que actualmente, el aborto es el principal medio para controlar la natalidad en Estados Unidos. Y el número anual de abortos se ha incrementado en un 1500%, 15 veces más.

La segunda táctica fundamental fue jugar la carta del anticristianismo y la tercera táctica denigrar o ignorar cualquier evidencia científica de que la vida comienza con la concepción. Así se comportan los abortistas, pero frente a eso está la poderosa Palabra de Dios.

La única salida

Muchos llevan la carga de haber participado directa o indirectamente en prácticas abortivas o en otros pecados, pues no hay paz para ellos. Jesucristo dijo:  Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”. (Mateo 11:28).

¿CUÁNTO SABES DE LA BIBLIA?

1.    Jerusalén:

a) Lugar de nacimiento de Jesús.

b) Lugar de nacimiento de David.

c) Capital de Israel desde el tiempo de David.

d) Capital del Imperio Romano.

 

2.    Belén:

a) Ciudad natal de Jesús de Nazaret.

b) Ciudad marítima del Mediterráneo.

c) Río que atraviesa Israel.

d) Deidad cananea.

 

3.    Nazareth:

a) Ciudad fronteriza ubicada al sur de Israel.

b) Una de las ciudades importantes de Galilea.

c) Ciudad en la que Jesús de Nazaret realiza el primer milagro.

d) Ciudad natal de Jesús de Nazaret.

 

4.    Capernaúm:

a) Lugar de nacimiento del evangelista Lucas.

b) Ciudad de la ubicación del templo de Israel.

c) Lugar donde reposo el Arca del Pacto.

d) Ciudad ubicada a orillas del mar de Galilea.

 

5.    Jericó:

a) Capital de Filistea.

b) Primera ciudad conquistada por Josué.

c) Ciudad marítima de Israel.

d) Lugar de nacimiento del apóstol Pablo.

 

6.    Caná de Galilea:

a) Lugar donde Jesús hizo su primer milagro.

b) Lugar de nacimiento del evangelista Juan.

c) Ciudad de nacimiento de Jeremías.

d) Lugar donde Jesús usó 7 tinajas de barro para convertir el agua en vid.

 

7.    Betsaida:

a) Nombre de mujer hebrea.

b) “Casa del pan”.

c) “Casa  de pesca”.

d) Mujer del rey Acab.

 

8.    Betania:

a) “Ciudad de Luz”.

b) Aldea de Lázaro, Martha y María.

c) Aldea de Simón el fariseo.

d) Primera ciudad conquistada por Josué.

 

9.    Nain:

a) Ciudad donde Jesús resucitó un muerto.

b) El esposo de la viuda al cual Jesús le resucitó su hijo.

c) Suegra de Pedro.

d) Dios Egipcio.

 

10.  Gadara:

a) Lugar de nacimiento de Isaac.

b) Lugar donde Moisés recibió el llamado.

c) Capital de la provincia romana de Perea.

d) Ciudad marítima de Galilea.

 

11.  Decapolis:

a) Diez centuriones.

b) Capital de Siria.

c) Ciudad Egipcia.

d) Provincia que comprendía diez ciudades.

 

12.  Perea:

a) Ciudad en que Jesús hizo su primer milagro.

b) Provincia gobernada por Herodes Antipas.

c) Ciudad marítima del mediterráneo.

d) Provincia  filistea.

 

13.  Bethel:

a) Lugar donde Moisés recibió las tablas de la ley.

b) Lugar donde Abraham levantó un altar.

c) Lugar de la tumba de Sara.

d) Ciudad de los amonitas.

 

14.  Ur de los Caldeos:

a) Ciudad natal de Abraham.

b) Esposo de María.

c) Capital del Imperio babilónico.

d) Capital del Imperio Caldeo-Asirio.

 

15.  Silo:

a) Lugar del santo sepulcro.

b) Título mesiánico.

c) Ciudad a orillas del mar de Galilea.

d) Lugar donde se erigió el tabernáculo en tiempo de Josué.

 

16.  Gilgal:

a) Ciudad natal de José de Arimatea.

b) Lugar donde Josué vio al príncipe de los ejércitos de Jehova.

c) Puerto marítimo del mediterráneo.

d) Ciudad fronteriza ubicada entre Israel y Egipto.

 

17.  Jezreel:

a) Ciudad donde fue muerta la malvada Jezabel.

b) Nombre del profeta hebreo.

c) Río de Samaria.

d) Ciudad perteneciente a Decapolis.

 

18.  Hallel:

a) Endecha.

b) Anatema.

c) Alabanza.

d) Adorno externo.

 

19.  Jope:

a) Ciudad portuaria donde Pedro tuvo una visión.

b) Ciudad al sur de Israel.

c) Ciudad donde se desarrolló el ministerio del profeta amor.

d) Ciudad a donde fue enviado el profeta Jonás a predicar.

 

20.  Tiberias o Tiberíades:

a) Ciudad al sur de Israel.

b) Ciudad  en la orilla del mar de Galilea.

c) Ciudad fundada por el rey David.

d) Ciudad ubicada en el desierto del Sinaí.

 

 

RESPUESTAS:

1. JERUSALÉN: Es una de  las ciudades más antiguas del mundo habitada por los jebuseos antes de la llegada de las tribus hebreas a Canaán a principio del siglo XIII A.C.  Es considerada una ciudad sagrada por tres de las mayores religiones monoteístas, el judaísmo, el cristianismo y el Islam.

RPT:” C”

2. BELÉN: “Casa del Pan”, ciudad situada al sur de Jerusalén (a  9 Km). Ciudad natal de David y de Jesus de Nazareth. Tiene gran significado para todos los cristianos y musulmanes. / RPT:”A”

3. NAZARERTH: Situada en la parte norte de Israel en la región de Galilea. Es muy importante para los cristianos debido a que según la Biblia los años de la vida privada de Jesús transcurrieron aquí. / RPT:”B”

4. CAPERNAÚM: Antiguo poblado a orillas del mar de Galilea. Es conocido como la ciudad de Jesús, nombrada en el nuevo testamento. Fue uno de los lugares elegidos por Jesús para transmitir sus mensajes y realizar alguno de sus milagros. / RPT:”D”

5. JERICÓ: Ciudad ubicada a 27 Km de Jerusalén conocida como ciudad de las palmeras. Primera ciudad conquistada por Josué (el sucesor de Moisés); al entrar a la tierra prometida. / RPT:”B”

6. CANÁ DE GALILEA: Lugar donde el Señor hizo el primer milagro al convertir el agua en vino; donde se celebrara una boda y fueron invitados Jesús y sus discípulos, también su mama María./ RPT:”A”

7. BETSAIDA: “Casa de pesca”. Pueblo natal de Felipe, Andrés y Pedro. Estaba situada en la llanura de Batía, al noreste de  donde el río Jordán desemboca en el mar de Galilea. / RPT:”C”

8. BETANIA: “Casa del Pobre”. Ciudad ubicada a 3 km al este de Jerusalén en la ladera del Monte de los Olivos. / RPT:”B”

9. NAIN: Era un poblado situado en el sur de Galilea, cerca de Nazaret y a 40 Km de Capernaum. Aparece mencionado en una ocasión en el Nuevo Testamento para la resurrección del hijo único de una mujer viuda por parte de Jesús. / RPT:”A”

10. GADARA: Era la capital de la provincia romana de Perea. Las únicas referencias bíblicas de la región de Gadara se refiere a la historia del milagro en el endemoniado gadareno. / RPT:”C”

11. DECAPOLIS: Del griego: deka, diez; polis, ciudad. Fueron diez ciudades situadas en los confines orientales del imperio romano, en las actuales Jordania, Israel y Siria. / RPT:”D”

12. PEREA: “País del más allá”. Era una parte del reino de Herodes el Grande situada al este del río Jordán (en La actual Jordania). El reino de Herodes el Grande fue dividido por Roma en tres partes. Herodes Antipas gobernó como tetrarca Galilea y Perea. / RPT:”B”

13. BETHEL: “Casa de Dios”. Es el nombre de una ciudad cananea situada en el centro de la tierra de Canaán a 16 Km al norte de Jerusalén. En este lugar fue donde Abraham construyó su altar cuando llegó a Canaán. / RPT:”B”

14. UR DE LOS CALDEOS: Lugar de nacimiento de Abraham. Antigua ciudad del sur de Mesopotamia. Hoy en día sus ruinas se encuentran a 24 Km al sur oeste de Nasiriya en la actual Irak. / RPT:”A”

15. SILO: Ciudad al norte de Bethel, al sur de Lebona, al este de la ruta principal, que comunica Bethel  con Siquem. Bajo el mando de Josué, los israelitas erigieron el Tabernáculo en Silo. / RPT:”D”

16. GILGAL: Fue el primer campamento de Israel después de cruzar el río Jordán. Aquí los israelitas erigieron doce piedras conmemorativas que extrajeron del lecho del Jordan./ RPT:”B”

17. JEZREEL: Ciudad que dio su nombre al valle de Jezreel. Está situada sobre la estribación de un prominente y al pie del monte Gilboa. Ciudad donde murió la malvada Jezabel. / RPT:”A”

18. HEBRÓN: Ciudad ubicada a 30Km al sur de Jerusalén. Es considerada sagrada por tres religiones abrahamicas: el judaísmo, el cristianismo y el islam. Una vez que Hebrón fue entregada a los dominios de la tribu de Judá, allí David fue proclamado primer rey de Judá. / RPT:”B”

19. JOPE: Antigua ciudad cananea sobre la costa de Palestina. Aquí Pedro resucitó a Dorcas y también tuvo una visión que el evangelio tenía que ir a los gentiles y que Dios no hace acepción de personas. / RPT:”A”

20. TIBERIAS O TIBERÍADES: Ciudad a la orilla occidental del Mar de Galilea construida por Herodes Antipas el año 20 D.C. aproximadamente. Fue nombrada así en honor al Emperador Tiberio. / RPT:”B”

Los Schindler españoles, héroes silenciosos

Los Schindler españoles, héroes silenciosos

 

Este 27 de enero se recordó en todo el mundo a las víctimas del Holocausto, y a quienes no permanecieron impasibles ante la barbarie nazi con los judíos.

La valentía y la solidaridad mostrada por un amplio grupo de diplomáticos españoles repartidos por diferentes ciudades europeas puede verse en la exposición Visados para la libertad, una muestra organizada por la Casa Sefarad-Israel, que actualmente se expone en el Centro Cultural Buero Vallejo de Alcorcón (Madrid) hasta el próximo 29 de abril.

HUNGRÍA

El verano de 1944 Budapest había dejado de ser una ciudad tranquila y glamourosa y el destino ideal para un joven diplomático como Ángel Sanz Briz , que actuaba como encargado de Negocios en la legación española en la capital húngara.
En sus calles los esbirros nazis hacían notar su presencia y los judíos vivían en un estado de terror continuo. A sus 34 años, este zaragozano sentía que no podía permanecer impasible mientras a su alrededor miles de personas eran despojadas de todos sus derechos y bienes materiales.
Pero no sabía muy bien qué hacer. Sus informes enviados al Ministerio de Asuntos Exteriores español explicando la desesperada situación de los judíos en Hungría no obtenían respuesta y la situación, lejos de mejorar, se agravaba con el paso de los días.
“El Gobierno español se limitaba a no decir nada, a mirar para otro lado. Él pedía instrucciones y nadie respondía, probablemente sus informes eran guardados convenientemente en un cajón por el funcionario de turno” , explica en declaraciones a El Mundo esta semana el embajador José García Bañón, casado con Pilar, una de las hijas de Sanz Briz.

LOS JUDÍOS SEFARDÍES

“La posición del Gobierno franquista en aquellos momentos era muy difícil. El régimen estaba muy ligado a Alemania por la ayuda que había recibido durante la guerra, y debía pensar que salir con un registro diferente en un tema tan sensible para los nazis como era el de la cuestión judía podía ser visto como una especie de traición”, añade el diplomático.

Por eso, y viendo que no iba a poder contar con ningún tipo de ayuda, Ángel Sanz Briz empezó a actuar por su cuenta. En un principio, se acogió al Real Decreto de Primo de Rivera de 1924, que contemplaba la posibilidad de conceder la nacionalidad española a los judíos sefardíes , descendientes de los judíos expulsados de España en 1492 durante el reinado de los Reyes Católicos.
Después, como en Budapest no eran muchos los sefardíes y la situación era cada vez más alarmante, decidió conceder salvoconductos, cartas de protección y pasaportes a todos los judíos que buscaran su ayuda , y para evitar tener excesivos con problemas con los nazis intentó ganarse la benevolencia de la máxima autoridad alemana en Hungría.

“Hizo toda suerte de malabarismos para salvar al mayor número posible de personas. Incluso llegó a alquilar una serie de casas que pagaba con dinero de su propio bolsillo para que los judíos estuvieran a salvo mientras arreglaba su salida de Hungría”, explica García Bañón. Se trataba de ocho casas bajo protección española en las que se podía leer ‘Anejo a la legación de España. Edificio extraterritorial’.
Cuando los rusos se encontraban a las puertas de Budapest, en diciembre de 1944, Sanz Briz se vio obligado a dejar la capital húngara rumbo a Suiza, siguiendo las órdenes del Ministerio de Asuntos Exteriores y, tras un tiempo en Madrid, partió rumbo a San Francisco.
“Nosotros, su familia, no supimos nada de esta historia hasta mucho tiempo después. Él nunca dijo nada ni dejó ningún testimonio escrito. Siempre nos pareció raro que acudieran a la embajada judíos que se reunían con él en su despacho y se mostraban agradecidos, pero nada más”, comenta su yerno y en su día colaborador del diplomático.
Pero como en otros muchos casos, los reconocimientos se hicieron esperar. En 1991, el Museo del Holocausto Yad Vashem de Jerusalén lo distinguió con el título de Justo entre las Naciones e inscribió su nombre en el memorial del Holocausto. Tres años más tarde, en 1994, el Gobierno húngaro le concedió a título póstumo la Cruz de la Orden del Mérito de la República Húngara.

VISADOS PARA LA LIBERTAD

Sin embargo, el conocido como ‘el Ángel de Budapest’ -que salvó a más de 5.000 judíos de las garras nacionalsocialistas- no fue el único diplomático español que pensó que no se podía mirar hacia otro lado cuando estaba en juego la vida de miles de personas .

Desde París, Budapest, Berlín, Bucarest, Salónica y Sofía, otros diplomáticos ofrecieron su ayuda a miles de judíos aprovechando las oportunidades que les ofrecían sus cargos y las buenas relaciones que mantenía España con Alemania. Son los ‘Shindler’ españoles y al igual que el famoso empresario alemán Oskar Schindler impidieron que más judíos murieran en el Holocausto.

Aunque lo hicieron a título personal. El régimen franquista se limitó simplemente a hacer la vista gorda , preocupado ante las repercusiones que pudiera tener en la buena relación que mantenía con Hitler una posición más beligerante en la cuestión judía. “El Gobierno español no hizo nada, nunca hubo unas instrucciones de Madrid para que se salvara a los judíos. Hubo diplomáticos españoles que miraron a otro lado. Pero ahí está siempre el debate: ¿la heroicidad es moralmente exigible?”, afirma Miguel de Luca , diplomático y Secretario General de Casa Sefarad-Israel
Para algunos la respuesta a esa pregunta era sencilla: no podían permanecer indiferentes ante el terror. Así, no dudaron en aprovechar sus contactos con las autoridades alemanas y locales, en expedir documentos de protección, pasaportes y salvoconductos para evitar que miles de judíos fueran enviados a los campos de concentración y exterminio nazis. “En total por la actuación directa o indirecta de España durante la II Guerra Mundial se salvó la vida de 35.000 judíos” , confirma De Luca.

HÉROES SILENCIOSOS :

Pero el paso del tiempo silenció su gesta. Ni siquiera tener una nieta famosa, como la actriz Helena Bonham Carter, le sirvió a Eduardo Propper de Callejón para abandonar el olvido. Primer secretario en la embajada española en París , puso en peligro su vida para proteger a miles de personas. Firmó documentos que sirvieron como salvoconductos hacia la libertad y puso a resguardo obras de artes y bienes pertenecientes a judíos a los que nazis pretendían expoliar. Pero su compromiso tuvo desagradables consecuencias en su vida profesional. Fue sustituido por Ramón Serrano Suñer y murió en 1972 sin recuperar su cargo y sin obtener el reconocimiento que merecía su gesto desinteresado.
Una defensa también encendida de los judíos sefardíes y de sus bienes fue la que llevó a cabo el diplomático español Julio Palencia en Bucarest . Tras conocer que el artífice de la solución final Adolf Eichmann había incluido a los judíos búlgaros en el programa de exterminio alemán, Palencia removió cielo y tierra para evitar que se cumpliera su funesto destino. Su insistencia le valió el apodo del ‘amigo de los judíos’, como le llamaban despectivamente los alemanes. Pero lejos de amedrentarse ante la animadversión que le profesaban los nazis, Palencia no dudó en oponerse a la ejecución del judío búlgaro, León Arié. No lo logró pero sí consiguió que las autoridades búlgaras le permitieran a adoptar a los dos hijos de Arié y su madre pudiera vivir en la residencia oficial con un pasaporte diplomático español.

VALENTÍA, CORAJE Y DETERMINACIÓN

Desde Atenas, el cónsul Sebastián Romero Radigales salvó a más de 800 judíos sefardíes invocando el Real Decreto de 1924 de Primo de Rivera. Pese a que, en un primer momento, sirvió para evitar su traslado a los campos de la muerte; ante la falta de respuesta de Madrid para hacerse cargo de sus nacionales, los nazis terminaron encerrando a este grupo de sefardíes en Bergen Belsen, un campo destinado a los prisioneros de países neutrales.

“Sin embargo, Romero Radigales no cejó en su empeño por salvarlos y siguió enviando informes jurídicos insistiendo en que se trataba de un error”, explica De Luca. Su insistencia dio finalmente frutos y tras seis meses de cautiverio los liberaron y los llevaron en un tren a España. “Uno de los supervivientes me contó algo realmente sorprendente, me explicó que un oficial de las SS fue uno a uno dándoles la mano y pidiéndoles disculpas en nombre del Tercer Reich. Pero se salvaron sólo gracias al empeño de Romero Radigales”, añade el diplomático.

Una determinación como la que demostró el agregado agrícola de la embajada de Berlín José Ruiz Santaella y su mujer, Carmen Schrader . En su casa de las afueras de Berlín ocultaron como personal doméstico a tres judíos, que consiguieron así salvar su vida. “No importa tanto el número, porque como dice una frase del Talmud quien salva una vida, salva a toda la humanidad”, afirma convencido De Luca.

Fuente: El mundo

Diferencia entre religión y evangelio

Diferencia entre religión y evangelio

RELIGIÓN: obedezco, por lo tanto soy aceptado.

EL EVANGELIO: soy aceptado, por lo tanto, obedezco.

RELIGIÓN: La motivación se basa en el miedo y la inseguridad.

EL EVANGELIO: La motivación se basa en la alegría del agradecimiento.

RELIGIÓN: obedezco a Dios con el fin de otener cosas de Dios.

EL EVANGELIO: Obedezco a Dios para llegar a Él, deleitarme en él y parecerme a él.

RELIGIÓN: Cuando las circunstancias de mi vida van mal, me enojo con Dios o conmigo mismo, ya que creo que, al igual que los amigos de Job, cualquiera que esté bien merece una vida cómoda.

EL EVANGELIO: Cuando las circunstancias de mi vida van mal, lucho, pero sé que todo mi castigo cayó sobre Jesús y que, si él ha permitido que esto ocurra para mi formación, también ejercerá su amor de Padre en mi juicio.

RELIGIÓN: Mi vida de oración consiste en gran parte en la demanda y sólo se enciende cuando estoy en un momento de necesidad. Mi objetivo principal en la oración es el control de mi entorno.

EL EVANGELIO: Mi vida de oración se compone de tramos generosos de alabanza y adoración. Mi principal objetivo es la comunión con Dios.

RELIGIÓN: Mi identidad y la autoestima se basa principalmente en lo duro que trabajo o cuán moral soy. Miro por debajo a los que percibo como perezosos o inmorales a los cuales desprecio y me siento superior a “ellos”.

EL EVANGELIO: Mi identidad y la autoestima se centran en el que murió por sus enemigos y que fue excluido de la ciudad por mí. Soy salvo por pura gracia, por lo que no puedo mirar por debajo a aquellos que creen o practican algo diferente de mí. Es sólo por la gracia que soy lo que soy. No tengo ninguna necesidad interna de ganar argumentos.

CON JEHOVA NO HAY FRACASO

Añadió David: «Jehová, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de la mano de este filisteo». Y dijo Saúl a David: «Ve, y Jehová esté contigo».

                                                                        1 Samuel 17:37


Desde muy jovencito, David experimentó, de la manera más profunda, el poder de Dios. En el cumplimiento de su deber como pastor, había arriesgado la vida muchas veces para salvar a sus ovejas. Él mismo dijo que «cuando venía un león, o un oso, y tomaba algún cordero de la manada, salía yo tras él, y lo hería, y lo libraba de su boca; y si se levantaba contra mí, yo le echaba mano de la quijada, y lo hería y lo mataba» (1 Sam. 17: 34,35).

Si estas palabras no las hubiera pronunciado un hombre como David, en momentos tan solemnes, uno diría que aquello no era más que jactancia. Hasta donde sepamos, no hay en nuestros días un solo hombre vivo que pueda hacerle frente a un león con las manos desnudas y matarlo. Para hacer eso se necesitan, por lo menos, dos cosas: valor en toda regla, y fortaleza sobrehumana. ¿Cómo se puede agarrar un león por la mandíbula y desquijararlo? ¿Cómo se puede agarrar a un león por la quijada sin ser alcanzado primero por las garras de cinco centímetros de largo? Con el poder, el valor y la protección que solo Dios puede dar.
Esa experiencia y esa confianza las adquirió David viviendo cada día por fe. No fue una inspiración momentánea. No se sintió capaz por fe en el instante en que vio a Goliat. Cuando llegó el momento de crisis, su experiencia con Dios le dio la seguridad y el valor para decir: «Jehová, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, él también me librará de la mano de este filisteo».
David creía y sabía que Dios, no él, había vencido a los leones y a los osos. Por eso salió a pelear con Goliat con solo cinco piedras y una honda. Sabía que Dios saldría a pelear en su favor. Son emocionantes las palabras que le dirigió al filisteo: «Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado. Jehová te entregará hoy en mi mano, y yo te venceré».
Solo un hombre lleno de fe y carente totalmente de temor puede articular palabras tan bien dichas en la hora de lo que podía haber sido una muerte fulminante. Vivamos como David para poder vencer al “gigante”. Podemos, porque «Jehová lo entregará en nuestras manos».

Blog de WordPress.com.