Evangélicos impulsan conferencia de paz en Sudán del Sur

Evangélicos impulsan conferencia de paz en Sudán del Sur
Tras miles de muertes en este nuevo país, un obispo presbiteriano impulsa el diálogo.
 La ciudad de Yei acogerá un encuentro de tres días entre representantes de tribus enfrentadas en Sudán del Sur. Tras la muerte de miles de persones durante el último medio año en este recién creado país, el esfuerzo para el diálogo se dará entre el 1 y el 3 de abril. La conferencia la impulsa el obispo presbiteriano Elias Taban con el apoyo de la Alianza Evangélica Mundial (AEM).

Murle, Lou Nuer y Dinka Bor son las tres tribus que podrían reunirse para dialogar en los próximos días. La lucha especialmente cruenta entre los dos primeros grupos étnicos ha ido aumentando después de que en julio de 2011 Sudán del Sur se convirtiera en un estado propio. La nueva nación se había independizado del norte, dominado por el islamismo.

Sin embargo, las nuevas fronteras han avivado la disputa interna por controlar los recursos en Sudán del Sur, especialmente tierras y derechos sobre el agua. Según fuentes de información locales, a los muertos y heridos se añaden secuestros y ataques a zonas pobladas.

 EMPEZAR UN DIÁLOGO
“Proponemos invitar a 100 personas en total de estas 3 tribus y de parte de miembros del gobierno de Sudán del Sur. Creemos que este conflicto sólo puede ser solucionado al traer al debate a ancianos de base de estas tribus”, ha explicado Deborah Fikes, representante de la AEM ante las Naciones Unidas.

Pese a que la capital del nuevo país es Juba, quienes participen en la conferencia serán traídos más al oeste, a la localidad de Yei, para evitar así que terceras personas con motivaciones cercanas al conflicto interfieran en el proceso.

 BUSCANDO UNA REPRESENTACIÓN AMPLIA
Se ha sabido que el obispo Taban habría conseguido la participación en la conferencia del Gobernador del Estado de Jongolei, Kaul Manyang. Manyang podría ser clave para implicar a otros líderes y que podría mejorar la credibilidad ante las partes implicadas en la conferencia.

De fuera del país asistiran a la conferencia Stephen Tollestrup, director ejecutivo de la Iniciativa para la Paz y la Reconciliación de la AEM, el Reverendo Aiah Foday-Khabenje, secretario general de la Asociación de Evangélicos en África y el secretario general de la Alianza Evangélica Mundial, Geoff Tunnicliffe, entre otros.

Antes que el día decline

Antes que el día decline

Rev. Luis M. Ortiz

La misión de la iglesia son las misiones. Su tarea suprema es la evangelización.

Únicamente para esto ha sido dejada en el mundo, empero no significa convertir al mundo, pues esto no se logrará en esta dispensación. No se nos ha ordenado a traer el mundo a Cristo, sino más bien a traer a Cristo al mundo. Puesto que esta es nuestra encomienda, jamás deberíamos desviarnos hacia menores metas y proyectos secundarios.

Permitamos que la Iglesia utilice todos sus hombres y sus miedos en la tarea para la cual ha sido comisionada, esto es, “que el arrepentimiento y el perdón de pecados sea predicado en Su nombre en todas las naciones” (Marcos 16:15).

Jesús dijo: “Me seréis testigos” (Hechos 1:8). Esa es la responsabilidad de cada creyente. ¡Cada creyente es un testigo! Cada cristiano tiene la responsabilidad de hacer trabajo evangelístico y esa responsabilidad no tiene límites. Todo cristiano debe estar siempre listo para dar su testimonio en cualquier tiempo y en cualquier lugar. Cada cristiano tiene la responsabilidad de hacer llegar el Evangelio a todo el mundo. Quien no pueda ir personalmente, tiene que enviar a otro en su lugar. Y es aquí donde el creyente ha fallado: que al no ir tampoco ha enviado a otro en su lugar, y por eso, más de la mitad de la población del mundo, jamás ha oído el Evangelio.

Es evidente que estamos en el final del tiempo señalado a la Iglesia por el Señor para el cumplimiento de su tarea, y el trabajo que debió haber sido hecho a través de los siglos, ahora hay que acelerarlo antes que el día decline del todo.

Este espíritu de urgencia es el que nos anima a ir por todo el vasto mundo llevando el mensaje de salvación, y es el que nos mueve a llamar al corazón del pueblo de Dios, para que todos nos percatemos de las sombras de la noche que ya se avecinan, y aprovecharemos el breve tiempo que nos resta para realizar la más grandiosa labor de la historia en el más corto tiempo posible. “La noche viene, cuando nadie puede trabajar” (Juan 9:4).

Si su corazón late con más intensidad al pensar en los centenares de millones de vidas en el mundo que aún no han conocido camino de paz, que sus veredas son torcidas, que han esperado luz y no tienen luz, que palpan la pared como ciegos, que tropiezan al mediodía como de noche, que gimen lastimeramente como palomas, que han esperado salvación y aún está lejos (tan lejos como esté usted); y si el Espíritu Santo le impele a usar el máximo de sus recursos en un esfuerzo misionero, entonces yo le exhorto a cooperar en estos modestos esfuerzos del Movimiento Misionero Mundial, y participe en este avance final para ganar almas para Cristo antes que el día decline.

Sudán exige a más de 700 mil cristianos que abandonen el país

Unos 700.000 cristianos de Sudán (del Norte) tienen hasta el 8 de abril para abandonar el país “estrictamente islámico” que los privó de la ciudadanía. En caso contrario, serán tratados como extranjeros, una situación peligrosa “bajo el actual régimen, que es extremadamente hostil hacia los no musulmanes y no árabes“.

Según destaca el sitio de la organización Barnabas Fund, hay una gran preocupación de que los cristianos que permanezcan en Sudán después del 8 de abril, se enfrenten a persecuciones o repatriaciones forzosas. Al mismo tiempo, los expertos advierten que un éxodo masivo podría causar una catástrofe humanitaria, ya que la situación tanto en Sudán como en la recién formada República de Sudán del Sur sigue siendo muy complicada.

“A pesar del hecho de que la larga guerra civil terminó y Sudán del Sur se separó, los cristianos siguen sufriendo en ambos países“, destacó el director de Relaciones Internacionales de Barnabas Fund, Patrick Sookhdeo.

“En Sudán del Sur continúa aumentando la tensión porque siguen llegando cientos de miles de personas que huyen de Sudán donde el régimen de Omar al-Bashir que busca islamizar y arabizar totalmente al país, continúa cometiendo atrocidades”, agregó.

Gran parte de los cristianos tuvieron que desplazarse hacia el norte de Sudán durante la prolongada guerra civil que mutiló al país y que condujo a la división de su territorio y al establecimiento de la República de Sudán del Sur, proclamada en julio del año pasado.

En este marco, la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, exhortó hoy a los gobiernos de Sudán y el recién independizado Sudán del Sur a poner fin a las operaciones militares en sus fronteras para evitar una escalada de violencia.

Asimismo, les invitó a volver a la mesa de negociación para resolver los temas pendientes tras la independencia de Sudán del Sur, hace ocho meses.

“La UE reitera su fuerte compromiso con la soberanía y la integridad territorial de Sudán y Sudán del Sur y con el principio de dos Estados viables”, afirmó la diplomática.

El gobierno de Sudán del Sur acusó la víspera a su vecino del norte de lanzar tres bombas en las cercanías de yacimientos petrolíferos cuya propiedad se disputan ambos países.

AcontecerCristiano.net

Iglesia cristiana resurge en Cuba

Iglesia cristiana resurge en Cuba

Cuando Fidel Castro asumió el poder en Cuba, trajo el comunismo a las Américas. Estados Unidos respondió con un embargo económico que prohibió la llegada de bienes y servicios norteamericanos a la isla.

En los cincuenta años desde entonces, más de un millón de ciudadanos cubanos han huido de la represión de lo que aquí se llama “La Revolución”.

Hoy en día, un cubano común no puede cambiar de empleo sin permiso del gobierno y una conexión de Internet no autorizada te puede llevar a la cárcel. El gobierno es dueño de casi todos los negocios y el salario promedio es de unos quince dólares al mes.

Los cambios llegan lentamente a un país tan controlado, pero sí están llegando, algunos dirían, por necesidad.

“Saben es sorprendente lo poco que a cambiado aquí el centro de la Habana desde el comienzo del embargo en los años 60. Pero hay un lugar donde ha habido cambios recientes, y es en el área de la libertad religiosa, algo sorprendente para un país socialista”, comentó Chuck Holton, en La Habana, Cuba.

“Lo que tuvimos en Cuba fue un tiempo muy difícil para la iglesia. Casi treinta años sufrimos discriminación por nuestra fe en Jesucristo”, explicó Pastor Victor González, director de la Convención Bautista.

La iglesia resurge.

Pero en los últimos años se han visto cambios dramáticos.

“Creo que el gobierno cubano considera que el Evangelio es bueno para la nación de Cuba. Y por esa razón están pidiendo a la iglesia que ayude al gobierno cubano a restaurar el gran valor de la familia”, agregó el pastor González.

En años anteriores, el ser cristiano le garantizaba una vida dura. La persecución era común, y líderes de la iglesia eran encarcelados o tenían que huir del país.

Esas Actitudes comenzaron a cambiar en 2009 con la presidencia de Raúl Castro. El prometió alejar al país de algunas de las viejas políticas, especialmente con respecto a la religión.

“En tres años, de 12 grupos de oración pasamos a 103 grupos. Algunos años atrás no era posible, pero ahora lo es gracias a un milagro de Dios, porque creo que es la hora de Cuba”, mencionó Annette González.

“Vimos tiempos atrás muchas cosas rígidas que aparentemente no pensamos que pudieran ser rotas, pero hemos visto ahora un tiempo de lluvia, un tiempo de visitación”, expreso el Pastor Julio

La iglesia también esta llegando a las escuelas públicas, donde tienen permiso para instruir a los niños en los principios morales fundamentales, algo que hoy día no se permite en los Estados Unidos.

Algunos cubanos dicen que el gobierno lo permite por razones económicas pues se ahorra dinero cuando la iglesia implementa programas sociales, pero para estos cristianos existen razones más profundas.

“En muchos lugares somos bien recibidos porque llevamos un mensaje de amor y de paz. Un mensaje para que las personas sean restauradas y sanadas”, concluyó uno de los líderes religiosos.

“Ellos nos felicitaron por el trabajo que nosotros hicimos allí. Y ahí se convirtieron. Todos esos niños recibieron al Señor”, agrego una de las pastoras del lugar.

Un nuevo desafío

“Necesitamos tener Biblias para darles, ellos nos piden material, nos piden Biblias, pero no las tenemos”, detalló uno de los pastores.

“Creo que lo más importante es que oren por nosotros. Y nos pueden ayudar con Biblias porque a veces la iglesia crece muy rápido y no tenemos suficientes materiales”, explicó Annette González.

Los cristianos en Cuba están haciendo todo lo posible para aprovechar sus nuevas libertades y hacer que el evangelio llegue a todo el país.

“Dios lo está haciendo de una manera especial para Cuba. Es un tiempo especial para Cuba”, agregó Gonzáles.

Fuente:Mundocristiano

Europa avanza hacia la abolición de dinero ¿Estará más cerca el 666?

En muchos países europeos, las tarjetas de débito y las transferencias de crédito en línea ya ha reemplazado el dinero en efectivo. En Suecia, el debate gira en torno a no llevar más dinero en efectivo.

Uno de los beneficios mencionados es el de reducir el crimen, en particular, el robo a mano. “Si podemos reducir la cantidad de dinero que circula en los bancos y las compañías también reducirá el robo”, dijo Marie Look, del sindicato de trabajadores bancarios.

“Cuando se abandonan totalmente el dinero, no hay más robos, ¿por qué no tiene sentido robar un banco que no tiene nada que deba tomarse?”.

Desde el 2010, existe una campaña para acabar con el dinero en el país que cuenta, incluso con el apoyo de celebridades, incluyendo al ex miembro de Abba, Björn Ulvaeus. Él dijo: “No hay ninguna razón clara y práctica, para seguir utilizando billetes y monedas. Lo que hay es ventajas obvias para descartarlos. Suecia podría ser el primer país en adoptar esta medida”.

Suecia, curiosamente, fue el primer país europeo en introducir los billetes en los bancos en 1661. Ahora puede llevar a Europa a deshacerse de ellos. Como un país con la alta tecnología, el dinero digital pronto será una realidad.

En la mayoría de las ciudades suecas, los buses no aceptan dinero. Los pases son pagados o comprados con un teléfono que utiliza mensaje de textos. Un número creciente de empresas sólo aceptan tarjetas, y algunos bancos sólo hacen transacciones electrónicas.

La disminución en el uso del dinero es notable incluso en lugares de culto como la iglesia de Karlshamn, al sur de Suecia. El pastor Johan Tyrberg, ha instalado recientemente un lector de tarjetas para hacer la vida más fácil para los fieles que deseen entregar ofrendas.

“La gente a menudo venía a mí y me decían que no tenían dinero, pero que le gustaría donar”, dice Tyrberg.

Los billetes y monedas representan sólo el 3% de la economía de Suecia, en comparación con un promedio de 9% en los países de la zona euro y un 7% en los EE.UU., según el Banco de Pagos Internacionales, una organización que reúne a los bancos centrales del mundo.

La prevalencia de las transacciones electrónicas – y el rastro digital pueden generar – un problema para muchos porque viola la “privacidad” de las transacciones en efectivo.

Oscar Swartz, fundador de Banhof, uno de los más grande proveedores de Internet de Suecia, dice que una economía totalmente digital siempre dejan una “huella” de estas transacciones. Él apoya la idea de acabar con el dinero, pero señala: “Uno debe ser capaz de gastar su dinero sin ser rastreado todo el tiempo”, dice.

Un paso importante fue tomado por la compañía sueca iZettel, que desarrolló un sistema donde las funciones de telefonía móvil del smartphone son como un tipo de “monedero virtual”.

Los bancos más grandes de Suecia, podrán marcha este año su propio sistema, que permitirá a los clientes transferir dinero en tiempo real utilizando sus teléfonos.

La mayoría de los expertos creen que el dinero en efectivo pronto será será un bien escaso en Europa, un verdadero producto “en peligro”.

La Biblia habla al respecto sobre esto en Apocalipsis 13:16 -18, dice que durante el reinado del anticristo el dinero será sustituido por un sistema electrónico: “Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis.

Arrestan a casi 3000 cristianos y los encierran en contenedores

Arrestan a casi 3000 cristianos y los encierran en contenedores

Eritrea es un país que sigue arrestando a los cristianos y encarcelándolos por su fe en Cristo

Recientemente salió a la luz que casi 3.000 cristianos se encuentran encarcelados de forma inhumana, pero no estan en una prisión convencional sino en contenedores de metal, sometiéndolos al más cruel encarcelamiento en condiciones infrahumanas.

El gobierno ha encarcelado a los cristianos simplemente por profesar su fe en Jesús. Según Puertas Abiertas, es posible que haya entre 2.000 y 3.000 personas arrestadas por ser miembros de cultos no reconocidos por el gobierno.

Situado en África, Eritrea se ha incluido en el Informe Anual sobre Libertad Religiosa Internacional, la Comisión de los Estados Unidos el año pasado y ahora incluyó al país en la lista de países que genera preocupación por la discriminación y la persecución contra los cristianos.

La historia más destacada es la de Helen Berhane, una cantante góspel que hace más de dos años pasó en un contenedor condiciones inhumanas y sin juicio. Todo porque ella se convirtió al evangelio y grabó un CD de canciones cristianas, por eso se la acusó de ser un “enemigo político” para la propagación de una ideología o religión que no reconoce el Estado.

Casos como el de Helen son difíciles en el que se pueda interferir internacionalmente, porque el país no tiene un proceso judicial independiente, es decir, los ciudadanos pueden ser no pacíficos, ya que estos pueden organizar protestas. Otro factor que impide la acción, es la falta de organizaciones nacionales que defiendan los derechos humanos y para colmo la prensa no tiene libertad de expresión.

La agencia de noticias Christian Solidarity Worldwide (CSW), informó que los cristianos sufren persecuciones, cuando estos son encerrados son metidos en estos contenedores calientes, poco saludables, son torturados y privados complemente de cualquier contacto con su familia.

Puertas Abiertas dice que el 47% de la población se declara cristiana y el 49% son musulmanes.

Fuente:acontecercristiano

El secreto de una gran victoria

El secreto de una gran victoria

Rev. Enrique Centeno

Encontramos aquí la historia del reinado, bueno y largo, de Asa. Su piedad Su política. Su prosperidad; en particular, la gran victoria que obtuvo contra un gran ejército de etíopes que salieron contra él.

“E hizo Asa lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová su Dios. Porque quitó los altares del culto extraño, y los lugares altos; quebró las imágenes, y destruyó los símbolos de Asera; y mandó a Judá que buscase a Jehová el Dios de sus padres, y pusiese por obra la ley y sus mandamientos. Quitó asimismo de todas las ciudades de Judá los lugares altos y las imágenes; y estuvo el reino en paz bajo su reinado. Y edificó ciudades fortificadas en Judá, por cuanto había paz en la tierra, y no había guerra contra él en aquellos tiempos; porque Jehová le había dado paz. Dijo, por tanto, a Judá: Edifiquemos estas ciudades, y cerquémoslas de muros con torres, puertas y barras, ya que la tierra es nuestra; porque hemos buscado a Jehová nuestro Dios; le hemos buscado, y él nos ha dado paz por todas partes. Edificaron, pues, y fueron prosperados. Tuvo también Asa ejército que traía escudos y lanzas: de Judá trescientos mil, y de Benjamín doscientos ochenta mil que traían escudos y entesaban arcos, todos hombres diestros… Y clamó Asa a Jehová su Dios, y dijo: ¡Oh Jehová, para ti no hay diferencia alguna en dar ayuda al poderoso o al que no tiene fuerzas! Ayúdanos, oh Jehová Dios nuestro, porque en ti nos apoyamos, y en tu nombre venimos contra este ejército. Oh Jehová, tú eres nuestro Dios; no prevalezca contra ti el hombre. Y Jehová deshizo a los etíopes delante de Asa y delante de Judá; y huyeron los etíopes” (2 Crónicas 14:2-12).

Tenemos la historia del reinado, bueno y largo, de Asa. Su piedad (vv. 1-5). Su política (vv. 6-8). Su prosperidad; en particular, la gran victoria que obtuvo contra un gran ejército de etíopes que salieron contra él (vv. 9-15).

1. QUITÓ TODO LO QUE IMPEDÍA LA BENDICIÓN DE DIOS

Asa procuró agradar a Dios y se esforzó en presentarse a Dios aprobado (2 Timoteo 2:15). “E hizo Asa lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová su Dios” (v.2). ¿Por qué hizo Asa lo recto y lo bueno delante de Jehová su Dios? Dice la Palabra: “Porque quitó los altares del culto extraño, y los lugares altos; quebró las imágenes y destruyó los símbolos de Asera; y mandó a Judá que buscase a Jehová el Dios de sus padres, y pusiese por obra la ley y sus mandamientos. Quitó asimismo de todas las ciudades de Judá los lugares altos y las imágenes; y estuvo el reino en paz bajo su reinado” (vv.3-5).

La reforma que emprendió tan pronto como subió al trono. Retiró y abolió la idolatría. Desde que Salomón había iniciado la idolatría en la última parte de su reinado, nada se había hecho para suprimirla. Dioses extranjeros eran adorados y tenían sus altares, imágenes y cipos; y el servicio del templo, aunque era llevado a cabo por los sacerdotes (13:10), era descuidado por gran parte del pueblo. Tan pronto como Asa tuvo el poder en sus manos, se propuso destruir todos aquellos altares idolátricos con sus imágenes (vv.3, 5). Esperaba que, al destruir los ídolos, volverían en sí los idólatras. Reavivó y estableció el culto a Dios solo y, puesto que los sacerdotes cumplían con su oficio y servían a los altares de Dios, mandó al pueblo a que cumplieran también con su deber (v.4): “Mandó a Judá que buscase a el Dios de sus padres (y no a los dioses de los paganos), y pusiese por obra la ley y sus mandamientos”. Al obrar así, “estuvo el reino en paz bajo su reinado” (v.5).

Estos lugares que se mencionan, eran donde se les rendía culto a Baal el dios de la fertilidad, a Asera la diosa de la fortuna, y a Moloc, el dios al cual que se le ofrecían sacrificios humanos. Todos esos dioses estaban en medio del pueblo de Israel, y por supuesto, el pueblo estaba desviado de la verdadera adoración. Esos dioses extraños interrumpían la verdadera comunión entre Dios y su pueblo.

Sin embargo, Asa fue guiado para limpiar de en medio del pueblo todo aquello que estorbaba e impedía la verdadera adoración y el culto a Dios. Y cuando Asa hizo esto, el reino tuvo paz. La Palabra dice que “cuando los caminos del hombre son agradables a Jehová (delante de Dios), aun a sus enemigos hace estar en paz con él” (Proverbios 16:7). Aunque en nuestros días, el pueblo de Dios no tenga esos dioses desagradables, abominables como lo tenía el pueblo de Israel, existen muchas cosas que están apartando y separando al pueblo de Dios.

Si queremos la bendición de Dios, tiene que haber purificación en nuestras vidas, y si queremos ser de bendición para otros, tenemos que quitar todo lo que impida que Dios pueda usarnos como canal y fuente de bendición.

2. HUBO PREPARACIÓN

“Y edificó ciudades fortificadas en Judá, por cuanto había paz en la tierra, y no había guerra contra él en aquellos tiempos; porque Jehová le había dado paz” (v.6). Asa edificó ciudades fortificadas en Judá para asegurar la victoria. Para que haya edificación tiene que haber paz. En tiempos de guerra, una nación no puede edificar porque la guerra destruye lo que estaba edificado. Amado, aunque el mundo esté en guerra y en conflicto, en el pueblo de Dios, que es la Iglesia de Jesucristo, tenemos paz, porque Cristo es el autor de la paz. Él dijo: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da” (Juan 14:27). Para poder vivir en paz con nuestros semejantes, primeramente tenemos que estar en paz con Dios y con nosotros mismos.

El mundo habla mucho de paz, pero no hay paz en el mundo. Y todos sabemos que este anuncio de paz que se oye por doquiera, no es más que un pregón de lo que está por suceder muy pronto. Cristo levantará su Iglesia y los juicios de Dios serán derramados en toda su potencia sobre la faz de esta tierra.

Cristo dijo: “Sobre esta roca edificaré mi Iglesia” (Mateo 16:18). En Hechos 9:31 dice que las iglesias eran edificadas por todas partes, porque “tenían paz”. Tenemos que estar conscientes para qué el Señor nos ha llamado. Para poder edificar tenemos que estar cien por ciento en perfecta unidad, trabajando en equipo para el engrandecimiento de la Obra de Dios y para la gloria de su nombre. Tenemos que mantenernos en unidad para poder seguir edificando. Debemos cerrar cada vez más las brechas, para no darle tregua ni oportunidad al enemigo.

3. EDIFICÓ MUROS

“Dijo, por tanto, a Judá: Edifiquemos estas ciudades, y cerquémoslas de muros…” (v.7). Los muros nos hablan de protección.

Antiguamente una ciudad sin muros era vulnerable al enemigo. Los habitantes de Jericó y su rey estaban confiados mientras los muros estaban levantados, pero cuando Dios los derribó, quedaron a expensas del pueblo de Israel. Cuando Nehemías supo del estado y la condición en que se encontraba Jerusalén que sus muros estaban arruinados, sus puertas por el piso, sintió gran preocupación, porque Jerusalén estaba desprotegida, estaba en ruinas.

En la vida cristiana tenemos que tener muros a nuestro alrededor. Cuando Dios le habló a Satanás a cerca de Job, le dijo: “¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso delante de Dios y apartado del mal?” (Job 1:8). El diablo le dijo a Dios: “¿No le has cercado alrededor él y a su casa y a  todo lo que tiene?” (Job 1:10). Así que el diablo veía toda la muralla que Dios había puesto alrededor de la vida de Job, de este siervo de Dios.

En la vida ministerial tiene que levantarse muros de protección, igualmente en esta Obra del Movimiento Misionero Mundial, los muros tienen que seguir en pie. Los muros de santidad no deben caerse. Dentro del llamado pueblo de Dios se ha colado mucha inmundicia, mucha mundanalidad, y se hace muy difícil distinguir entre los que son de Dios y los que pertenecen al mundo. Sabemos que el pueblo de Dios siempre ha sido y debe ser un pueblo diferente, y tiene que establecerse esa diferencia. Por eso tenemos que seguir edificando el muro de la santidad aunque nos digan anticuados, aunque nos digan fanáticos.

No podemos rebajar las normas de conducta que Dios ha establecido dentro de esta Obra. Preferimos agradar al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo guardando su Palabra, no importando los apodos o epítetos que nos pongan, porque es mejor honrar a Dios y a Su Palabra. El Señor ha dicho: “Yo honraré a los que me honran” (1 Samuel 2:30). Dios quiere hombres y mujeres rendidos, dispuestos, y llenos del Espíritu Santo, que proclamen su Palabra tal como Él lo ha dado.

Hay que seguir levantando los muros de la Palabra, siendo luz y testimonio en este mundo. Tenemos que confesar a Cristo con nuestros labios y con nuestros hechos, tenemos que vivir vidas santas por dentro y por fuera.

4. EDIFICÓ TORRES

“Dijo, por tanto, a Judá: Edifiquemos estas ciudades, y cerquémoslas de muros con torres…” (v.7). Las torres nos hablan de vigilancia.

La torres de la oración. “Velad y orad, para que no entréis en tentación” (Mateo 26:41). “Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así (vigilando)” (Mateo 24:46). “Sed sobrios y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (1 Pedro 5:8). Cuando descuidamos nuestra vida de oración, en nuestra muralla de protección se puede abrir una brecha por la cual entre el enemigo. Por eso es que tenemos que mantenernos en vigilancia. Las torres no se pueden descuidar, tenemos que seguir edificándolas para la gloria del Señor.

5. PREPARÓ UN EJÉRCITO

“Tuvo también Asa ejército que traía escudos y lanzas: de Judá trescientos mil, y de Benjamín doscientos ochenta mil que traían escudos y entesaban arcos, todos hombres diestros” (v.8). Asa también tenía ejército de hombres diestros que tenían escudos y entesaban arcos. La Iglesia de Cristo es un ejército.

Cuando Moisés fue comisionado para que fuera delante de Faraón, con la orden de dejar en libertad al pueblo de Israel, Dios le dijo a Moisés: “Sacad a los hijos de Israel de la tierra de Egipto por sus ejércitos” (Éxodo 6:26). En el libro del Cantar de los Cantares 6:10, refiriéndose a la Iglesia dice: “¿Quién es ésta que se muestra como alba, hermosa como la luna, esclarecida como el sol, imponente como ejércitos en orden?” (Cantares 6:10). Así que Dios llama a su pueblo mis ejércitos y Dios es llamado en la Biblia: “Jehová de los ejércitos es su nombre, el Santo de Israel” (Isaías 47:4).

Somos parte del ejército de Dios. Dice la Palabra que en el ejército de Asa todos eran hombres diestros. En Cantares 3:7-8, leemos: “He aquí es la litera de Salomón; sesenta valientes la rodean, de los fuertes de Israel. Todos ellos tienen espadas, diestros en la guerra; cada uno su espada sobre su muslo”. Sabemos que la espada del pueblo de Dios es la Biblia. Asa tenía un ejército preparado, que tenía que enfrentarse a la resistencia. “Vendrá el enemigo como río, pero el Espíritu de Jehová levantará bandera contra él” (Isaías 59:19). “Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón; aunque contra mí se levante guerra, yo estaré confiado” (Salmo 27:3).

“Y clamó Asa a Jehová su Dios…” (v.11). Y Zera comandaba un ejército de un millón de hombres el cual superaba en soldados a los ejércitos de Asa, casi los duplicaba, Asa clamaba: “¡Oh Jehová, para ti no hay diferencia alguna en dar alguna al poderoso o al que no tiene fuerzas! Ayúdanos, oh Jehová Dios nuestro, porque en ti nos apoyamos y en tu nombre venimos contra este ejército” (v.11). Aunque el ejército de Asa estaba bien adiestrado y equipado, él no puso su confianza en las armas, ni en los diestros que eran sus soldados, su confianza estaba en Dios. No podemos apoyarnos en nosotros mismos, ni en otros, ni en la política, ni en el mundo, tenemos que apoyarnos en Dios. Asa reconoce que el enemigo era poderoso, pero sabía que el Señor era el que peleaba.

He aquí uno de los secretos de la victoria: la confianza en el Señor, Él es el Dios de la victoria. Zera y todos los etíopes fueron aniquilados. Fue una victoria moral, material y económica, regresaron a Jerusalén triunfantes.

La Iglesia tiene el desafío y el reto más grande de la historia. Muchos están siendo vencidos, derrotados ante las fuerzas enemigas; pero como dijera el libro de Hebreos: “Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tiene fe para preservación del alma” (Hebreos 10:39).

Estamos en conflicto, en una gran batalla, en una gran lucha; la cual no es “contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12). Es un ejército poderoso, pero el Cristo de la gloria nos ha proporcionado las armas adecuadas para pelear.

Como Iglesia nos enfrentamos a ese ejército, por eso las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas. Creemos que Dios nos ha provisto del poder del Espíritu Santo, con los dones milagrosos, los frutos del Espíritu Santo, y el arma defensiva más poderosa de los siglos: la Palabra de Dios.

En medio de este tiempo de conflictos y de muchas dificultades, podemos mantenernos firmes en una vida cristiana de total y constante victoria; porque “esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe” (1 Juan 5:4) en el Cristo invencible, victorioso. No estamos solos en la batalla, Cristo ha prometido: “He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20), dándonos siempre la victoria.

La Felicidad

Nos convencemos a nosotros mismos de que la vida será mejor después de casarnos, después de tener un hijo, y entonces después de tener otro.

Entonces nos sentimos frustrados de que los hijos no son lo suficientemente grandes y que seremos felices cuando lo sean.

Después de eso nos frustramos por que son adolescentes (difíciles de tratar).Ciertamente seremos más felices cuando salgan de esa etapa.

Nos decimos que nuestra vida estará completa cuando a nuestro esposo o esposa le vaya mejor, cuando tengamos un mejor auto o una mejor casa, cuando nos podamos ir de vacaciones, cuando estemos retirados…

La verdad es que no hay mejor momento para ser felices que AHORA.
Si no es ahora? , Cuando? Tu vida siempre estará llena de retos.

Es mejor admitirlos y decidir ser felices de todas formas.
Una de mis frases favorita es de Souza, dijo: “Por largo tiempo parecía para
mí que la vida estaba a punto de comenzar, la vida de verdad. Pero siempre
había un obstáculo en el camino, algo que resolver primero, algún asunto sin
terminar, tiempo por pasar, una deuda que pagar, entonces la vida
comenzaría. Hasta que me dí cuenta que esos obstáculos eran mi vida.”

Esta perspectiva me ha ayudado a ver que no hay un camino a la felicidad.

la felicidad es el camino.

Así que atesora cada momento que tienes, y atesóralo más cuando lo compartiste con “alguien especial”, lo suficientemente especial para compartir tu tiempo, y recuerda que el tiempo no espera por nadie…

Así que deja de esperar hasta que termines la escuela, hasta que vuelvas a la escuela, hasta que bajes 10 kilos, hasta que tus hijos se vayan de casa, hasta que te cases, hasta que te divorcies, hasta el viernes por la noche, hasta el domingo por la mañana, hasta la primavera, hasta el verano, o hasta que mueras, para decidir que no hay mejor momento que este para ser feliz…

La felicidad es un trayecto, no un destino.

Juan 10:10
yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Efesios 5:20
Dando siempre gracias a Dios por todo al Dios y Padre, en el nombre de Nuestro Senor Jesucristo

Mateo 11:28
Venid á mí todos los que estáis trabajados y cargados, que yo os haré descansar.

Camerún: Tribus tendrán evangelio en su idioma

Unas 240 millones de personas alrededor del mundo no tienen la Biblia en su propio idioma. Durante décadas Traductores Bíblicos Wycliffe ha estado trabajando para eliminar ese número.

Ubicado en la costa occidental del África Central, Camerún alberga a 19 millones de personas.

El inglés y francés son los idiomas “oficiales” pero unos 280 grupos lingüísticos se esparcen por todo el país.

Cuarenta por ciento de la población aquí son cristianos – aunque la mayoría no puede leer la Biblia en su lengua natal.

La Biblia dice que Dios reunirá a gente de cada nación, cada tribu y cada lengua, bueno, parte de eso se está cumpliendo aquí en este pueblo en Camerún donde la palabra de Dios está siendo traducida al Yambeta que es el idioma nativo de la gente aquí.

Babetta

En el remoto pueblo de Babetta, la vida es simple.

Especialmente a la hora de comunicarse. La lengua nativa del Yambeta usualmente es hablada…hasta ahora.

En una pequeña habitación los traductores bíblicos trabajan todo el día traduciendo el evangelio a su lengua materna.

Leonardo Bolioki es el principal traductor. “Estamos felices de entender la palabra de Dios en nuestro propio idioma”.

Este trabajo está cercano al corazón del Presidente de Wycliffe Bobs Creson. Por casi 10 el y su esposa sirvieron como misioneros en Camerún.

El dice que el trabajo de traducción bíblica ha cambiado dramáticamente en los últimos 20 años. “Creo que lo que me más me llega es ver el numero de camerunenses tomando liderazgo en el proceso de traducción bíblica aquí. Es diferente de lo que era hace algunos años”.

George Shutlz, Coordinador Programa de Traducción, ayuda a entrenar camerunenses para el trabajo de traducción. “Les da un gran sentido de orgullo y de pertenencia”.

Efi Tembon es Director de la Asociación de Entrenamiento y Educación Bíblica de Camerún. El dice que la traducción bíblica es sólo parte de la historia.

“La mayoría de los lenguajes nunca antes han sido escritos, nunca tuvieron alfabeto, no han tenido un solo libro en ese lenguaje. Así que cuando empezamos a trabajar enviamos a un lingüista a estudiar el lenguaje, sacar un alfabeto con un sistema de escritura y comenzar a hacer libros de lectura y escritura para ayudar a la gente a leer y escribir”.

Aquí están trabajando en traducir la Biblia al tunen – y están trabajando en el libro de Apocalipsis en el idioma tunen.

Ayuda tecnológica

Otro gran cambio es el rol de la tecnología. Aquí, los traductores usan tecnología satelital portátil para colaborar con expertos en otras partes del mundo.

De la traducción se pasa a la transmisión. Además de leer la escritura, la gente está escuchando la palabra en su idioma mediante el programa “fe viene por el oír”.

“En África la gente prefiere escuchar a leer. Muchas veces grabamos el Nuevo Testamento desde Mateo a Apocalipsis y luego vamos al campo y los escuchamos en grupos en iglesias, cuartos, casas y la gente se reúne a escuchar la palabra y discutirla”, dice Ambassa Apolinaire.

Los pastores locales dicen que tener la palabra de Dios en un idioma que ellos pueden entender es una gran bendición.

“Cuando fui al instituto bíblico estudié la palabra de Dios en francés y pensaba que la dominaba. Ahora el poder hablar, leer, escribir y aún predicar en mi propio idioma. Es un orgullo”, dice el pastor Georges Mossasso.

Tembon tiene gratos recuerdos, “fui a una iglesia y estaban haciendo el servicio en su propio idioma, cantaban en su idioma y predicaron en su idioma. Yo no entendía lo que decían pero cuando vi los rostros de la gente supe que Dios estaba en ese lugar porque había gozo en sus rostros”.

Los traductores dicen que eso hace que su trabajo valga la pena.

“Fue muy agradable terminar el nuevo testamento porque pude ver el anhelo en las iglesias de la gente que deseaba tenerlo. Pude ver el anhelo en los individuos de recibir el nuevo testamento”, señala Peter, uno de los traductores.

Paul también es traductor y comparte lo que significa este trabajo. “He escuchado gente decir que ser traductor es tanto una distinción como una aflicción. El gozo de hacerlo y el gozo de ver a la gente leer la palabra de Dios y entenderla nos ayuda a sobrellevar las dificultades que pueda haber”.

Mientras tanto, Leonardo y su equipo han completado casi el 60 por ciento del nuevo testamento en Yambeta.

El espera el día que pueda leer las escrituras en su lengua natal y compartirla con otros.

“Estaré muy feliz”, dice Bolioki.

El desafío de nuestra era

El desafío de nuestra era

 

Muchos países del mundo están dejando de lado los valores, priorizan otros conceptos vacíos alejados de los principios que los están llevando a la decadencia moral. Combatir esa dramática tendencia es el reto del momento actual y del futuro.

“Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella”, 2 Timoteo 3:2-5.

En su obra “¿Cómo debemos entonces vivir?”, el filósofo suizo-americano Francis Schaeffer1, explicando el fluir de la historia y la cultura como manando de los pensamientos de las personas, de una ma­nera simple pero contundente afirma: La gen­te tiene presuposiciones, y ellos vivirán más consistentemente sobre la base de estas pre­suposiciones de lo que ellos mismos puedan darse cuenta (….) Sus presuposiciones pro­veerán también, la base para sus valores y por tanto la base para sus decisiones (….) enton­ces, habiendo pensado, una persona llevará a cabo acciones en el mundo exterior y de esta manera lo influenciará.

Este pensamiento, que se puede sintetizar en la oración Ideas tienen consecuencias, escri­to y publicado por primera vez en 1976 a pro­pósito de los ciclos de apogeo y decadencia ob­servables en la historia y cultura occidentales, empezando por Roma, lleva fácilmente a una conclusión a priori: El flujo de “ciclos” no ha terminado, obviamente, y estamos presencian­do en nuestro tiempo una carencia de entendi­miento acerca de un tema clave afectando paí­ses y personas, al punto que estas expresan su sufrimiento ocupando por días enteros plazas y calles de capitales antes orgullosas: La fal­ta de conexión, cada vez mayor, cada vez más frustrante, entre la noción de moral, el compor­tamiento ético coherente y lo que se hace y se logra en esferas clave de las sociedades, tales como la política y la economía.

Señal clara de esta desconexión entre resul­tados políticos y económicos y sus nociones morales causales se puede observar a un nivel internacional y en especial con una nación til­dada hasta hace poco por la ciencia de “caso atípico de país moderno pero no seculariza­do”2; es decir, asombrosamente progresista y, sin embargo, “extrañamente religioso”, los Estados Unidos.

En este momento, hay en ese país dos movimientos los cuales han surgido como protesta ante la continuada crisis econó­mica. Uno de ellos, el Tea Party Movement, de vertiente republicana, patroniza no solo cam­bios en el campo económico, sino el retorno a los principios de sus llamados Padres Funda­dores. Son tildados de fanáticos y hasta de pa­yasos (algunos de ellos usan vestimentas a la usanza de los colonos, para reforzar la evoca­ción a un pasado fundado en la Biblia), y vistos por quienes no conocen las raíces de esa na­ción, la cual empezó con principios únicos en las Américas, tales como “el derecho a la bús­queda de la felicidad”3, el sistema de gobierno federal, no centralista, la propiedad general, el establecimiento expandido de colonos, quienes originaron polos de desarrollo -al revés de los latifundios latinoamericanos y capitales centra­listas que funcionaban como enclaves para sa­car fuera la riqueza- como un tanto excéntricos y fuera de época, por sus ambiciones de remo­ralizar los Estados Unidos.

El otro movimiento, el OWS, “Ocupa Wall Street” reclama justicia económica y deplora la corrupción de los grupos de poder económico que explotan y victimizan a millones, pero ¿en­

tienden en realidad, que ellos mismos han sido parte de esa corrupción, al haber gozado de largos y dorados años de consumismo sin fre­no? Solo la explosión de su burbuja hipotecaria los hizo despertar a la realidad, los resultados del hedonismo y el materialismo a lo “credit card” sin límites.

Las estadísticas señalan que los EE.UU. no son tan atípicos ni tan pretendidamente no-seculares como hasta hace unos 15 años. El Ín­dice de Percepción de Corrupción por países4, el cual agrupa países en tres categorías, desde los “menos corruptos”, pasando por “corrup­tos”, a “más corruptos” (casi siempre países occidentales de raíz protestante). Hasta 1995, según señala Darrow Miller acerca de su pro­pia nación, los EE.UU. se colocaban en el gru­po de los “menos corruptos”, en el puesto 15, con mayormente países de Europa Nórdica a la cabeza. Actualmente los EE.UU. ocupan el puesto 24, habiendo perdido 9 posiciones, con el peligro de ver, ante el aumento de la corrup­ción, su paso al segundo grupo de “corruptos”, algo impensable hace solo 20 años. Y ambos movimientos antes mencionados –uno con una idea de “corrupción” mucho más ligada a su abandono de principios históricos más que la del otro- luchan dramáticamente por hacer en­tender a los norteamericanos que a su crisis po­lítica y económica se le pueden seguir las hue­llas hasta la pérdida de valores –bíblicos- en su sociedad. Recordemos incluso que el escanda­loso caso Enron, el cual, con su bancarrota afec­tó no solo a los accionistas y empleados, sino todo el sistema financiero norteamericano, fue perpetrado por su propio director, Ken Lay, asumido “cristiano” en su propio país.

Podemos citar muchos más ejemplos de desconexión moral en esta misma nación, pero pasemos a algo que está sucediendo en prácticamente todo el mundo, y con mucho énfasis en países latinoamericanos ambiciosos por “emerger” de la pobreza. En casi todos se percibe que, en sus cuadros políticos, antes que ideólogos, o como era en los años 60, aboga­dos, se da preferencia el día de hoy a los eco­nomistas; del mismo modo, cuando se trata de educación, la malla curricular de las universi­dades en todo el mundo, y también en las la­tinoamericanas, está enfatizando claramente la formación de “gestores públicos”, antes que gobernantes con una ideología bien definida.

En las leyes de partidos políticos de algu­nos países, ni siquiera es importante establecer una ideología definida y comprobada basada en principios y valores identificables con la fe

cristiana. Por lo mismo, se otorgan po­siciones docentes a personas “con experiencia en gestión pública”, muy inclinados a ver en el Estado la panacea para todas las esferas, y no a catedráticos entendidos en filosofía, ideología, ni aún con vocación docente. Aunque los resul­tados desastrosos del inmoral Estado paterna­lista de Bienestar de Europa deberían hacernos ver que una aumentada “gestión pública” no es la solución, la fórmula “economicismo-esta­tismo” no ha cesado de obsesionar las mentes de la actual generación política internacional. La idea de insertar una educación basada en valores y reconectada a su Fuente, es decir a Dios, no solo no está contemplada, está prác­ticamente barrida de las aulas universitarias, no importa que la mayoría de nombres de es­tas universidades empiece con “San…” La sola mención, por un político o un catedrático, de valores cristianos, generará inmediata descon­fianza de grandes sectores de sus audiencias. Si tan solo observamos que a muchos grandes pensadores cristianos de este tiempo en una nación como EE.UU. no se les da posiciones de catedrático en grandes universidades famosas tendremos una realidad contundente y trágica.

No son la pobreza, ni la ecología los gran­des desafíos de nuestra época. El gran desafío es no traicionarnos a nosotros mismos sabien­do que la moral es en realidad una manera de inteligencia. Es para el padre de familia quien se ve ante la disyuntiva de enviar a su hijo a una “gran universidad”, en vez de enviar­lo a una institución cristiana, porque la gran universidad asegurará su estatus económico y social, un puesto en el BID, o en el World Bank. No importa si lo que allí aprenda no está funcionando; para el político que no puede decidirse a sacar de su discurso al fracasado y autoritario Estado-dios, para el maestro quien entiende cómo la desintegración de la familia, el homosexualismo y la inclinación a la ganan­cia instantánea afectarán al Estado, a la econo­mía, y toda esfera en menos que el largo plazo, en menos que el de una generación, y no echa abajo el sílabo de “pluralismo ideológico y to­lerancia” desde la primera sesión.

“Porque cuál es su pensamiento, tal es él”. Que en el fluir de la historia y la cultura actua­les podamos ver a la Verdad, fluyendo como lo que el hombre realmente piensa, reconectada a todo lo que el hombre hace… cuando sucede se dicen grandes cosas de las naciones.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.