Espiral de violencia en Nigeria entre musulmanes y cristianos

Espiral de violencia en Nigeria entre musulmanes y cristianos
La violencia interreligiosa causa esta semana al menos 18 muertos en Nigeria, la mayoría cristianos.

Nigeria, país del África ecuatorial cuyos 155 millones de habitantes profesan, a partes iguales, la fe cristiana y la fe musulmana, se acerca al precipicio del enfrentamiento generalizado entre comunidades religiosas. Los choques entre seguidores de ambas religiones, que comenzaron el día de Navidad, se han recrudecido en los dos últimos días y han causado al menos 18 muertos y 10.000 desplazados tanto en el norte musulmán como en el sur cristiano.

Esta ola de violencia se entremezcla con en el marco de agrias tensiones sociales, motivadas por el incremento de los precios del carburante, precisamente en el principal país productor de petróleo de África.

 18 PERSONAS ASESINADAS
 Durante la jornada del 10 de enero numerosos asaltantes cristianos prendieron fuego a la mezquita central en Benin City, en el sur . «Uno de los viejos edificios de la mezquita ha sido incendiado, pero la parte moderna del edificio no ha sido vandalizada», indicó Dan Enowoghomwenwa, secretario general de la Cruz Roja en el estado federal de Edo, de mayoría cristiana. En un incidente similar que tuvo lugar el lunes también en Edo,  cinco personas –entre atacantes y asediados- perdieron la vida , según constató el responsable nigeriano.

 Los ataques contra lugares de culto cristianos también han dejado regueros de fallecidos. Según las versiones digitales de diarios nigerianos, 12 personas fueron asesinadas el mismo lunes por la secta islamista Boko Haram, que asaltó una iglesia evangélica en Yola , capital del estado de Adamawa. Este grupo armado ha matado en las últimas semanas a más de 70 personas en atentados y tiroteos, incluyendo a un agente de los servicios secretos nigerianos en el Estado de Borno.

 GRAVE CRISIS CIVIL
Durante las manifestaciones de la huelga en protesta por el alza de precios de la gasolina, que el pasado lunes entró en su segunda jornada, una muchedumbre asaltó el palacio de Alhaji Muhammadu Rilwanu Suleiman Adamu, emir del estado de Bauchi, en el norte del país, según el diario Daily Trust. El rotativo explicó que el ataque a la residencia del líder espiritual musulmán se produjo al término de una concentración por la subida de carburante.

Ambos acontecimientos -los choques entre comunidades religiosas y las huelgas- han puesto entre la espada y la pared al presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, quien afronta uno de los momentos más delicados desde su reelección, el año pasado, como jefe del Ejecutivo. Las movilizaciones sociales han azuzado las represalias entre cristianos y musulmanes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: